•  |
  •  |

Google deja de vender desde este lunes el prototipo de sus gafas inteligentes, las Google Glass. La compañía sin embrago ha anunciado que seguirá trabajando en perfeccionar el dispositivo para lanzarlo al mercado en el futuro.

Con este paso, Google pone fin al programa “Glass Explorer” que durante dos años ha permitido al gigante tecnológico conocer la opinión de los varios miles de personas que han probado las gafas interactivas e incorporar los cambios sugeridos.

Además, el equipo que desarrolla las gafas inteligentes dejará de ser parte del laboratorio Google X, para conformar una unidad independiente.

“Nos estamos graduando oficialmente de Google X para crear nuestro propio equipo. Deseamos avanzar más para dejar de ser un concepto y pasar a ser una realidad”, explicó la compañía.

Las Google Glass incorporan una pequeña pantalla en el costado derecho sobre la que se proyecta información y permiten navegar por internet, grabar vídeos y tomar fotografías, si bien el número de aplicaciones disponibles para el dispositivo es aún reducido.

La fecha de venta oficial en el mercado de las Google Glass se había previsto para el segundo semestre de 2014. Sin embargo, las gafas enfrentaron críticas vinculadas con la privacidad y la seguridad pública.