•  |
  •  |

En el filme “Her”, el actor Joaquín Phoenix se enamora de un sistema operativo con inteligencia artificial diseñado para adaptarse y evolucionar. El software tiene personalidad propia, puede entregar la información que se le pida, organizar datas y controlar objetos de una casa inteligente.

Este escenario pareciera ser algo muy futurista, pero hay varias empresas que están trabajando en construir robots que funcionen como asistentes personales. “Estamos lejos de ver lo que aparece en ‘Her’, pero nuestro robot es el primer paso hacia eso”, explica Duy Huynh, el fundador de Robotbase, empresa que trabaja en el Personal Robot.

Este asistente personal consiste en una base con ruedas y una pantalla con el rostro de una mujer (a la que cada usuario le puede poner un nombre) que se puede mover libremente por la casa. Puede reconocer rostros, emociones, objetos y construir un mapa del hogar para no tener dificultades al deslizarse.

[Te interesa: Los televisores del futuro podrían ser esféricos]

También puede escuchar y entender lo que se le dice, hablar, comunicarse con otros objetos conectados, ordenar comida de restaurantes, entregar datos en reuniones de trabajo, tomar fotos, reconocer el estado de ánimo de alguien y ser un guardia de seguridad.

Actualmente nueve personas trabajan con Duy Huynh en este ambicioso robot, pero esperan aumentar el equipo para realizar el lanzamiento al público en diciembre de este año.

 

 

OTROS PROTOTIPOS

La empresa robodynamics presenta, en tanto, a Luna, una máquina de tamaño humano que se mueve con facilidad, tiene pantalla táctil y funciona con un código abierto, por lo que puede ser diseñado para cumplir diferentes funciones.

Luna tiene múltiples puertos USB para que otros desarrolladores puedan crear piezas y así personalizar el robot. Las primeras versiones de este asistente estarían en manos de algunos compradores en diciembre.

Otro aparato, que no tiene movimiento propio, es Jibo. Esta tecnología es presentada como el primer robot familiar. Se aprende tus hábitos, puede encender las luces, contar cuentos a los niños de forma interactiva, sacar fotos y ordenar comida a domicilio. No estará disponible este año, sino que comenzarán a enviar los pedidos en 2016.

Por otro lado está Pepper, el mayordomo tecnológico de la japonesa Softbank. Es el único que tiene una forma humana (aunque en vez de pies tiene ruedas) y puede tomar cosas con sus manos.

El robot blanco entiende las emociones, aprende tus hábitos, rutinas y personalidad. Además está conectado a una red con los otros Peppers del mundo y así aprenden de las interacciones de los otros (igual que la película ‘Her’). El robot que está pensado para ser un compañero, tiene como fecha de lanzamiento, febrero de este año.