•   Managua  |
  •  |
  •  |

La gran cantidad de electrodomésticos y las malas condiciones caseras podrían estar causando pérdidas de Internet y una disminución significativa del Wi-Fi en sus casas o trabajos debido a malas prácticas.

Aunque los factores que influyen en la transmisión de datos pueden ser variados, se estima que más de la mitad pueden estar ocasionados por interferencias en canales o frecuencias que son causadas por inducción electromagnética o señales de radio emitidas por aparatos eléctricos cercanos.

“Nuestros equipos buscan ser lo más simples posibles, se configuran con pocos clics, pero los usuarios son quienes deben valorar su situación antes de adquirirlos, de esa forma pueden sacar un mayor y mejor provecho de sus redes”, dijo Danilo Esquivel, gerente regional de D-Link para Centroamérica.

Siguiendo algunas recomendaciones del ejecutivo de D-Link, listamos cuatro factores que pueden afectar la señal en el hogar o en las oficinas:

Interferencia de otros dispositivos

Desde los microondas, controles de consolas de videojuegos hasta las luces fluorescentes pueden afectar la señal Wi-Fi, eso sin contar las complicaciones que traen los materiales de construcción especialmente en el caso de las paredes. De igual forma, con el incremento en las redes inalámbricas, es común que muchos routers utilicen los mismos canales y bandas, lo que crea interferencia entre los dispositivos.

Para mejorar la señal, se deben detectar las posibles fuentes de este ruido y alejarlas del emisor de Internet, también se deben desactivar el Bluetooth en impresoras, computadores o teléfonos cuando no se utilizan (especialmente si utilizan tecnologías antiguas) y revisar las configuraciones del dispositivo para elegir un canal menos saturado.


Lejanía entre router y dispositivos

Mientras mayor sea la distancia entre el router y el dispositivo que solicita el Internet, mayor deberá ser la potencia del primero para poder brindar una velocidad óptima.

Algunos equipos tienen mayor alcance que otros, por lo que es importante tomar en cuenta el área del hogar u oficina antes de elegir.


Contraseñas simples o redes abiertas

Aún en estos momentos muchas personas utilizan contraseñas simples o dejan sus redes abiertas, por lo que la posibilidad de que un intruso ingrese y utilice los recursos de la red, es muy alta. Para contrarrestarlo se deben utilizar claves complejas que incluyan números y letras (mayúsculas y minúsculas), además algunos routers equipados con MyDlink Cloud permiten monitorear cuáles dispositivos están conectados a la red para así poder eliminar o bloquear a los no deseados.


Cantidad de dispositivos conectados

Con el incremento de los dispositivos inteligentes (televisores, relojes, tabletas, teléfonos, computadores, etc.) las redes cada día deben ser más eficientes para poder funcionar adecuadamente. “Los routers de hace tres o cuatro años no estaban preparados para afrontar la cantidad de conexiones que existen en este momento, antes esperábamos dos o tres computadores por casa, ahora tenemos esa misma cantidad, entre tres y cinco teléfonos, tabletas, consolas de videojuegos, televisores y muy pronto hasta cerraduras”, explicó Esquivel. Los equipos básicos pueden manejar una cantidad limitada de conexiones (debido a la velocidad y potencia que poseen), al conectar más de los que pueden manejar, el Internet se torna lento.