•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Poniendo en contexto el reto que representa para el mundo la llegada de los robots y máquinas inteligentes, Mathew Anderson, presidente de Keiser University, comenta la importancia de que los jóvenes de Nicaragua se preparen en la carrera de Ingeniería de  Software.

En julio Keiser University cumplirá ya 2 años de haber llegado a Nicaragua. ¿Qué cambios y mejoras han ocurrido en Keiser durante este tiempo?

Muchos cambios y mejoras han ocurrido. Nuestro crecimiento a nivel mundial continúa viento en popa. A mediados de este año se incorporará a la familia de universidades de Keiser University una nueva institución: el Campus de Northwood University ubicado en West Palm Beach, Florida. Y a nivel de Nicaragua, estamos por terminar la construcción del edificio para nuestro Instituto Internacional de Idiomas. Hemos remodelado todas las aulas y los dormitorios, aumentado el número de licenciaturas presenciales de tres a seis: Ingeniería de Software (nueva), Gestión de Sistemas de Información (nueva), Estudios Interdisciplinarios (nueva), Administración de Empresas, Ciencias Políticas, Psicología.

Estamos ofreciendo también un nuevo MBA (Master in Business Administration) en línea en español o inglés y más de 40 programas en línea nuevos desde grados Asociados hasta Doctorados.También continuamos ofreciendo nuestro programa de Pre-Ingeniería.

Desde su punto de vista, ¿hacia dónde va el Campus de San Marcos?

El Campus de San Marcos está sólidamente encaminado hacia el futuro.El hecho de que este mes de mayo vamos a celebrar la décimo novena graduación de profesionales desde 1997, cuando el campus estaba administrado por Mobile University, es un testimonio a la increíble capacidad del campus de sobreponerse al cambio y avanzar sin parar en el cumplimiento de su misión educativa.  Por este motivo es que en Keiser University, hemos comenzado a ofrecer el programa académico Ingeniería de Software. Esta, definitivamente, es una de las carreras del futuro.

De acuerdo con estudio realizado por Benedikt y Osborne, en el 2025 el 47% de los empleos en los Estados Unidos estarán concentrados en ocupaciones expuestas a un altísimo riesgo de ser eliminadas, automatizadas o reemplazadas por robots o máquinas robóticas inteligentes. Ciertamente los ingenieros de software — los encargados de diseñar los algoritmos que gobiernan los sistemas de computadoras y robots — estarán entre los profesionales en más alta demanda en los próximos diez años. En efecto, de acuerdo con US Bureau of Labor Statistics (Buró de estadísticas laborales), la demanda por Ingenieros de Software se estima que crecerá entre un 20 a 29% en los próximos diez años en EE.UU.

¿Qué más nos puede decir sobre las ventajas de estudiar Ingeniería de Software?

Además de razones puramente preventivas — evitar el desempleo tecnológico que nos afectará en el 2025 — existen cinco razones adicionales por las cuales le recomiendo a los jóvenes nicaragüenses que estudien Ingeniería de Software en Keiser University.

La primera es que la ingeniería de software le imparte al estudiante el conocimiento y las pericias técnicas para diseñar, desarrollar, darle mantenimiento, probar, y evaluar el software que gobierna no solo a los robots, sino también a cualquier máquina inteligente, a los carros y aeroplanos del futuro, así como los procesos productivos, intervenciones quirúrgicas de alta precisión, las animaciones tridimensionales, los paquetes para crear planos arquitectónicos, hacer cálculos ingenieriles, llevar la contabilidad de las empresas o realizar actividades bursátiles para beneficio de los inversionistas. La ingeniería de software abrirá muchísimos trabajos potenciales en un gran número de industrias y actividades.

La segunda razón es que en un futuro no tan distante, las funciones que le son propias a la ingeniería de software comenzarán a ser subcontratadas en Nicaragua, como ha sido el caso con los call centers.

La tercera es que las ingenierías que ofrece Keiser University tienen un componente fuerte de estudios multidisciplinarios que le permitirá al estudiante transitar con mayor facilidad a cualquier otra carrera (o carreras) que desee desempeñar a lo largo de su vida ocupacional.

La cuarta razón es que el advenimiento de los robots y máquinas inteligentes anticipada para el 2025, muy probablemente aumente el desempleo en el sector tecnológico resultando en empeorar aún más la desigualdad en la distribución de los ingresos y la dignidad humana. La razón detrás de esto es muy sencilla: la persona desempleada no produce ingresos y no tiene más remedio que endeudarse para poder sobrevivir lo cual, a su vez, agrava aún más la distribución de los ingresos. Ya hace 24 años Juan Pabló II destacó en su encíclica  "Labor en Exercens" la medida en la que el desempleo humano trastoca a ambos, la dignidad del hombre y su habilidad de participar en la redención del mundo a través de la cruz, la fatiga y el dolor asociado al trabajo cotidiano por toda una vida.

Recientemente, el notable físico inglés, Stephen Hawkins, conocido por su ateísmo, advirtió que el advenimiento de los robots representa la más grave amenaza al género humano, debido a que la inteligencia de un robot debidamente programado por algoritmos para aprender y auto enseñarse a la velocidad de la luz, supera vastamente la inteligencia evolutiva de los humanos y esto puede llevar a los robots a dominar, subyugar e incluso eliminar a toda la humanidad.

De aquí la importancia y urgencia de contar con ingenieros de software inspirados por principios cristianos que sean sensitivos a las consecuencias e implicaciones éticas de la inteligencia artificial y el uso de los robots. Por otra parte, el papa Francisco a través de su documento, "Evangelii Gaudium", publicado en noviembre del 2013, se ha unido a una plétora de personalidades e instituciones multinacionales que desde hace pocos años vienen denunciando las graves consecuencias sociales y económicas de una creciente desigualdad del ingreso a nivel mundial.

La quinta y última razón es que — en lo personal — yo opino que en un futuro no tan distante, las funciones que le son propias a la ingeniería de software comenzarán a ser subcontratadas en Nicaragua, como ha sido el caso con los call centers.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus