• |
  • |
  • AFP

El pionero de los autos eléctricos, Tesla, reveló una batería para casas, que el fundador de la empresa, el estadounidense Elon Musk, aseguró que ayudará a cambiar “toda la infraestructura energética del mundo”.

La Tesla Powerwall puede almacenar energía de paneles solares y proveer un respaldo seguro en caso de un corte de energía.

En teoría, el dispositivo, que encajaría en la pared de un estacionamiento dentro de una casa, podría hacer a los hogares con energía solar completamente independientes de la red tradicional eléctrica.

“La meta es completar las transformación de toda la infraestructura energética del mundo, para lograr el ‘cero carbono’ sostenible”, dijo Musk.
Inicialmente el aparato, que costará 3,500 dólares, saldrá a la venta en Estados Unidos a finales de este año, pero el objetivo es venderlo en mercados internacionales en algún momento del 2016.

Para países pobres

También podría ser un gran “boom” para las regiones menos desarrolladas, donde el suministro eléctrico es poco fiable, pese a la abundante energía solar.
Musk comparó el potencial de esta situación con la forma en que la tecnología de los celulares se ha expandido.

“Es análogo a la manera como los celulares saltaron a los teléfonos fijos”, expresó. “Esto va a ser realmente genial para las comunidades más pobres en el mundo”.
“Esto permite estar desconectado completamente de la red”, agregó.

El “Powerwall” viene en ciclos semanales de 10 kilowatts hora (kWh) y en modelos de ciclos diarios de 7 kWh, ambos garantizados por 10 años y suficientes para abastecer la mayoría de hogares en las horas pico de consumo energético en la tarde.