•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El catalogado mejor smartphone de Samsung, que se suponía que rompería con las perspectivas de ventas “por ser el celular del futuro”, no ha tenido tanto impacto en el mercado. Así lo explican cifras filtradas por un alto directivo de la compañía a la agencia surcoreana Yonhap News.

“Samsung ha vendido solo 10 millones de unidades del Galaxy S6 y S6 Edge. Mucho menos de lo esperado. El S6 iba a ser un bombazo comercial, pero la realidad es que no supera al S5 en ventas”, reveló la fuente.

La empresa surcoreana hasta el momento no ha hecho ninguna mención oficial acerca de las cifras publicadas por Yonhap. Si los números fueran cierto, Samsung tendría la siguiente situación: al Galaxy S4 le llevó solamente 27 días para alcanzar los 10 millones de unidades vendidas; al Galaxy S5 solo 25. Si se toma como fecha el día anterior de la publicación de los datos, por Yonhap, se estaría hablando de 38 días para que el Galaxy S6 llegara a la misma cifra de 10 millones de unidades vendidas, análisis que es muy preocupante para la compañía.

Samsung predecía vender alrededor de 50 millones de Galaxy S6 y S6 Edge durante el 2015 y de esta forma se posicionarían como el dúo más exitoso en la historia de la línea Galaxy, pero luego Samsung confió en que las ventas serían superiores a los 50 millones.

Estas expectativas fueron declaradas en el mes de marzo a The Korea Times, por un ejecutivo de Samsung, quien dijo que la compañía planearía vender más de 70 millones de Galaxy S6 y S6 Edge, aunque no dejó en claro si esa meta sería solo hasta finales de 2015 o un poco más.

En el mercado

El Galaxy S6 y el S6 Edge salieron a la venta el 10 de abril, 7 meses después del lanzamiento comercial mundial del iPhone 6 y el 6 Plus (19 de septiembre del 2014). Este lapso fue demasiado para el Galaxy. Apple vendió 10 millones de iPhone 6 y 6 Plus en tres días. Samsung la misma cantidad de Galaxy S6 y S6 Edge en 38 días.

Samsung viene acarreando problemas que conllevan a las bajas ventas. Con el S5 el diseño fue fallido, lejos de la experiencia Premium del iPhone o incluso de otros rivales en Android. “Samsung ha tardado demasiado tiempo en reaccionar. Si el Galaxy S6 y S6 Edge hubiera llegado justo un año antes, el 10 de abril, pero de 2014, ahora estaríamos hablando cifras de venta muy diferentes”, indica Guizmodo, en un artículo con respecto al tema.