•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cierre de año dejó una serie de notables cambios en tres de las principales redes tecnológicas del momento. El golpe más fuerte tal vez lo dio Twitter, que ahora permite la transmisión de videos de forma directa, es decir sin la intermediación de Periscope, que resulta el gran perdedor.

De esta forma, Twitter se pone hombro a hombro con Facebook en la transmisión de videos en vivo.

Pese a sus problemas financieros, Twitter sigue siendo una plataforma clave para difundir contenido noticioso y su nuevo servicio de video lo pone un paso adelante.

Los vídeos aparecerán embebidos en tuits y, como tales, podrán retuitearse, pero los usuarios podrán interactuar también directamente sobre la retransmisión, bien sea con comentarios o con el envío de corazones para indicar que le gusta el contenido.

“El vídeo en directo es la forma más inmersiva de experimentar lo que está sucediendo en el mundo”, explicó Twitter en su blog oficial.

La funcionalidad está disponible desde mediados de esta semana en la aplicación móvil de Twitter para dispositivos iOS y Android.

WHATSAPP

Mientras, WhatsApp, la reina de las aplicaciones de mensajería, tiene en modo de prueba la posibilidad de borrar mensajes, fotos y videos, algo inédito en esta plataforma. Según se conoce, una vez que el emisor borre su mensaje, el destinatario solo podrá leer: “el remitente ha revocado el mensaje”.

Por ahora, no se conoce con detalle cómo funcionará este sistema. Hasta ahora, los mensajes que borraba el emisor quedaban grabados en el equipo del destinatario.

EL CASO INSTAGRAM

Instagram, por su parte, va en sentido contrario a WhatsApp, pues permitirá guardar videos y fotos para visualizarlos en el momento que más gusten.

Instagram cuenta con 500 millones de usuarios, pertenece a Facebook y este año ha sufrido una gran cantidad de modificaciones, muchas de las cuales han sido calificadas como “copias” de otros servicios.