•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alphabet, casa matriz de Google, anunció que sus ganancias fueron decepcionantes, pese a un fuerte crecimiento en gran medida alimentado por los ingresos publicitarios de su filial estrella, Google.

Su búsqueda de nuevos ingresos parece empezar a traer sus frutos, pero las nuevas apuestas representan costosas inversiones comparado a los beneficios generados.

El holding Alphabet, bajo el cual se reorganizó Google a fines de 2015, vio un incremento de su beneficio neto el año pasado de 23%, a 19,500 millones de dólares, y sus ingresos aumentaron 20%, a 90,300 millones de dólares. En los tres últimos meses de 2016, los ingresos alcanzaron 26,100 millones de dólares, lo que significa 22% más que en el mismo período del año anterior. El nivel fue superior a las expectativas de los analistas.

Los indicadores de crecimiento "parecen sólidos", reconocieron los analistas de Cannacord Genuity, pero el informe trimestral muestra márgenes presionados, lo que decepcionó a los inversores.