•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fiebre por la programación desde una edad temprana llega también a los juguetes tradicionales: Lego ha anunciado que lanzará en verano un nuevo producto que combina construcciones con programación informática.

El “Lego Boost”, que es como se llama lo nuevo de la compañía danesa, está compuesto por un conjunto de motores y ladrillos programables que son compatibles con los demás productos de la compañía.

Su objetivo, informa la empresa en una nota de prensa, es convertir las construcciones en juguetes motorizados o sensibles al movimiento, a la vez que acerca a los niños mayores de 7 años a la programación.

“Una vez que los niños tienen su construcción, les facilitamos unas herramientas sencillas de programación para que dejen volar su imaginación”, ha afirmado el jefe de diseño del Grupo Lego, Simon Kent.

La herramienta que los niños usarán en este nuevo producto es una aplicación gratuita, disponible para las tabletas de Apple y Android, que incluirá guía, instrucciones y comandos de código para poder programar hasta cinco creaciones diferentes.

Además, esta aplicación permitirá a los niños añadir grabaciones de voz a las construcciones.

De salida, los más pequeños podrán adquirir tres modelos diferentes: una base de paseo para hacer animales, una base de conducción para la construcción de vehículos y una tercera base para que los niños puedan hacer un castillo o una estación espacial.

“Queremos que, mediante la programación, los niños tengan una experiencia de juego divertida sin fin”, ha recalcado Kent. Este nuevo juguete  saldrá al mercado en agosto de este año.