•  |
  •  |

Un grupo de científicos ha desarrollado una tecnología que permite a brazos protésicos detectar señales procedentes de nervios de la médula espinal, según publicó la revista científica británica Nature.

Para controlar la prótesis, la persona que lo lleva debe pensar como si estuviera controlando un brazo fantasma e imaginar maniobras simples. El sensor de esta tecnología interpreta las señales eléctricas enviadas por las motoneuronas, células nerviosas de la médula espinal encargadas de controlar los músculos del cuerpo, y las utiliza como órdenes.

Los brazos robóticos que se encuentran actualmente en el mercado son controlados por las contracciones de los restos musculares que quedan en el hombro o parte del brazo que no ha sido amputado.

Esta tecnología tiene una funcionalidad muy básica, ya que apenas es capaz de capturar una o dos órdenes, lo que provoca que alrededor del 50 por ciento de personas con amputaciones la descarta.