• |
  • |
  • Edición Impresa

Aunque suene loco, está creciendo el número de personas de alto perfil que está cubriendo sus webcams para proteger su privacidad y, en esa línea, hasta el propio director del FBI, James Comey, dijo en una entrevista que había puesto un pedazo de cinta sobre la cámara, pues había visto a alguien más inteligente que él (una foto de Mark Zuckerberg que se viralizó) con un pedazo de cinta en la cámara de su equipo.

Hoy día, para los piratas informáticos que quieran acceder tanto al FBI como a la computadora de Mark Zuckerberg, podría ser más sencillo si utilizan mecanismos como la webcams para lograrlo, pero ¿querrían acceder a la webcam en la computadora de una persona aleatoria?

La respuesta es que los piratas informáticos se benefician más si pueden capturar imágenes o audio para usar como chantaje. Es poco probable que se molesten con usted a menos que sea alguien que tiene un perfil público que proteger.

Basado en lo que se sabe sobre estos tipos de ataques, la única manera de que los hackers accedan a su webcam y que lo activan sin su conocimiento, sería que ellos tomen el control de su computadora primero, lo que básicamente hace que todo el escenario sea similar a cualquier otro Tipo de ataque remoto.

En el escenario más probable, recibiría un correo electrónico con un archivo adjunto que, una vez abierto, instalaría el software RAT en su máquina, que significa Herramientas de administración remota. También tiene que estar pendiente por si su cámara enciende una luz y, de pasar, proceda a apagar de forma inmediata su computadora.