•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos dieron pie a la producción masiva de noticias falsas o “fake news”, un fenómeno que ha sido reconocido como un reto por gigantes del internet, especialmente por Facebook, por ser esta red social la principal vía de difusión de este tipo de contenido.

La comunidad digital de Nicaragua no ha estado ajena a esta nueva realidad. A inicios de febrero, usuarios de las redes sociales hicieron eco de una noticia en la que se afirmaba que el presidente Donald Trump había eliminado el visado para los nicaragüenses, pero esta información resultó ser falsa.

Este miércoles, en Facebook circuló como una noticia de El Nuevo Diario que el expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002) había muerto en un hospital en California, pero esta información no fue producida y compartida por este medio y tampoco fue confirmada en ningún momento por sus familiares.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha admitido que la red social aloja "información errónea y contenido incluso engañoso" y se ha comprometido a invertir más para tratar de ofrecer a los usuarios información veraz.

Por su parte, Tim Cook, el director ejecutivo de Apple, ha animado a las empresas del sector tecnológico a crear nuevas herramientas para luchar contra la difusión de noticias falsas.

Otras noticias falsas que han circulado en Facebook y Whatsapp y que han tenido gran alcance, son: El listado de empresas que utilizan fetos de bebés para dar mejor sabor a su producto, Espala es más corrupta que Botsuana, México también tiene un muro con Guatemala y los medios lo ocultan, Un matrimonio italiano acoge a un refugiado y este viola y embaraza a ¡una niña de 12 años! y Murcia acumula lechugas en secreto.

El motor de quienes escriben y promueven estas noticias falsas es atraer tráfico a sus sitios.

Así lo muestra el diario The New York Times en un artículo en su edición en español en el que retoma el caso de un joven estudiante de informática que supo que podía ganar mucho dinero en medio de la feroz campaña presidencial estadounidense produciendo noticias falsas.

"Atravesamos un periodo en el que, por desgracia, los que tienen éxito son los que se esfuerzan por lograr el mayor número de clics posible, no los que intentan transmitir la verdad. Eso destruye el cerebro de la gente", afirmó al respecto Tim Cook cuando llamó a hacer frente a este fenómeno.