•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Grandes pantallas de alta resolución, cámaras dobles y hasta conectividades 5G han sido las principales innovaciones de teléfonos desveladas hoy en Barcelona, donde la industria móvil se ha dado también un baño de nostalgia gracias al regreso del icónico Nokia 3310.

Los dispositivos móviles han brillado en la jornada previa al arranque del Mobile World Congress (MWC), un día en el que Huawei, LG, Samsung, Nokia, ZTE y Lenovo-Motorola han enseñado sus novedades.

Lea más: Los móviles se integran al mundo de la moda

En los últimos años, el protagonista del domingo fue el Galaxy S, dispositivo insignia de Samsung, pero el S8 no se ha dejado ver por Barcelona, ya que la tecnológica surcoreana decidió posponer su lanzamiento después del escándalo de las baterías del “phablet” Note 7, que tuvo que retirar del mercado por el riesgo de ignición.

Samsung sí ha mostrado una tableta (Galaxy Tab S3), un convertible (Galaxy Book) y una nueva edición de sus gafas de realidad virtual Gear VR con mando, dejando que los teléfonos estrella de Huawei y LG se disputen el puesto de honor de la jornada.

Tanto el LG G6 como el Huawei P10 -que llega en dos formatos- cuentan con un sistema de doble cámara trasera, grandes pantallas (5,7 pulgadas en el caso del terminal surcoreano y 5,5 y 5,1 en los de los chinos) y cuerpo de metal.

Mientras LG ha puesto el foco en la pantalla, que ocupa casi toda la superficie del teléfono, y en la facilidad de utilizar el terminal con una sola mano gracias a la reducción máxima de sus marcos, Huawei ha incidido en las capacidades fotográficas de sus P10, cuyas cámaras frontal y trasera llevan la firma Leica.