•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miso Robotics, una compañía que se dedica a la producción de asistentes de cocina robóticos, ha desarrollado Flippy, un robot que hace hamburguesas con inteligencia artificial.

Es un hecho que las máquinas tienen la capacidad de llevar a cabo muchas tareas de una forma más rápida y eficiente que los seres humanos, una brecha que con la constante evolución de la tecnología se está haciendo cada vez más evidente. No en vano, se prevé que la mitad de los empleos serán ocupados por robots dentro de 30 años, y las compañías que ya utilizan máquinas en su proceso de fabricación, como esta factoría de móviles china, resultan infinitamente más productivas.

Sin embargo, la finalidad de Flippy no es la de sustituir a los cocineros de los restaurantes de comida rápida, sino la de ser el mejor asistente de cocina que puedan tener. Se trata de un droide portátil y adaptable, diseñado para el trabajo colaborativo y con la versatilidad en mente. Incorpora todo tipo de herramientas, piezas y accesorios útiles para el trabajo en una cocina real, con el objetivo de que pueda desempeñar cualquier tarea culinaria.

Flippy está equipado con cámaras y sensores que le proporcionan una visión en 3D y le permiten diferenciar los alimentos, conocer la temperatura a la que están e incluso identificar una mano humana para evitar dañarla. Además, gracias a su software de aprendizaje profundo, es capaz de ir mejorando a medida que desempeña sus funciones y adaptarse a cualquier tarea que se le encomiende. De momento, el robot solo sabe preparar la carne y colocarla en los panecillos como un asistente en la parrilla, pero en el futuro también podrá ayudar con la freidora, con el corte y la preparación de los ingredientes, así como con el empaquetado.