•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La carrera de los fabricantes de televisores por añadirles nuevas funciones es incesante y, a veces, parece marchar a la velocidad de la misma energía que surge de sus pantallas: la luz.

Gigantes mundiales de la electrónica ya incorporan una nueva tecnología que proporciona un salto cualitativo a las pantallas LCD de los televisores: los llamados Quantum dot (QD) o puntos cuánticos. 

Con ella, la pantalla aumenta la cantidad de colores y su nitidez, luminosidad y realismo, ofreciendo una imagen excepcionalmente brillante y vibrante,  con una mejora sustancial en los niveles de negro, y detalles de sombras, según los expertos.

Esta tecnología ha sido dada a conocer en ferias internacionales como la CES de Las Vegas (EE. UU.) e IFA de Berlín (Alemania) y ya queda poco para que se popularice en muchos hogares.

 “La primera televisión Quantum Dot (QDTV) la comercializó  Sony en 2013, y ahora hay mucho más modelos con el sistema de puntos cuánticos en el mercado, incluyendo el Samsung QLED y el Hisense ULED”, declara a Efe, Brian Mui, portavoz de Nanosys (www.nanosysinc.com), compañía pionera y líder en el desarrollo de esta tecnología para monitores. 

Cristales ‘mágicos’ 

Nanosys es el principal proveedor mundial de esta tecnología, que se anuncia como uno de los puntos fuertes de las gamas de televisiones SUHD TV de Samsung y NU9700 de Hisense.

Los puntos cuánticos (QDs, por sus siglas en inglés) son unos cristales, fabricados por el hombre, tan pequeños que no pueden ser vistos con un microscopio convencional, informa esta compañía asentada en Milpitas (California, EE. UU.). 

Los QDs son unos 60 millones de veces más pequeños que una pelota de tenis y unas 10,000 veces más estrechos que un cabello humano, según esta misma fuente.

Estos nanocristales son dispositivos muy potentes y su tamaño les confiere la capacidad de convertir la luz en casi cualquier color del espectro visible, es decir, la región del conjunto de las ondas electromagnéticas que el ojo humano es capaz de percibir, con una pureza y eficiencia energética muy elevada, según Nanosys.

“Los QDs son semiconductores diminutos que puede convertir la energía entrante; son fotoactivos porque absorben y vuelven a emitir luz en colores puros”, añade la compañía.

“Podemos controlar el color de la luz emitida por un punto cuántico cambiando su tamaño”, según la compañía, que explica que los QDs más grandes emiten longitudes de onda de luz más largas, como el rojo, mientras que los más pequeños emiten longitudes de onda de luz más cortas, como el verde.

Revolución LCD

Esta capacidad de los puntos cuánticos de convertir y ajustar con precisión un espectro de luz los hace ideales para las pantallas de cristal líquido (LCD), que se emplean en los teléfonos inteligentes tabletas electrónicas y televisores, según el fabricante californiano, que añade que “con esta tecnología podemos hacer que todos los colores que vemos los percibamos aún mejor”. 

Según Nanosys, hasta ahora la luz blanca con la que trabajan los LCD no era muy buena, ya que contenía mucho azul y amarillo, pero no mucho rojo o verde. 

“Por esa razón, las pantallas tenían que gastar mucha energía para generar el suficiente rojo y verde para dar brillantez a la imagen, y también para producir colores primarios”, señala.

“Con los QDs podemos diseñar el espectro de luz blanca ideal para los LCDs, que contenga solo el rojo, el verde y el azul que esta pantalla necesita para producir una gran imagen”, añade.

Experiencia televisiva 

Un objeto que aparece como una tenue sombra naranja en una TV convencional, se muestra como un rojo vívido en una TV de QDs, mientras que los monitores equipados con esta tecnología   pueden mostrar la luz del sol reflejada en el agua con el doble de brillantez que una pantalla estándar, agrega Nanosys.

“Además ofrecen una experiencia visual muy envolvente y realista en la que el espectador se ve inmerso, con una imagen cuatro veces más brillante que la de un monitor  convencional”, apuntan desde esta firma.

A la venta en 2018

Consultado por Efe sobre la próxima generación de QDs, que está desarrollando Nanosys,  Brian Mui adelanta que esperan ver los primeros dispositivos basados en esta nueva tecnología denominada ‘puntos cuánticos foto-emisivos’, PEQDs (Photo-Emissive Quantum Dots) el próximo año, 2018.

Mui explica que la tecnología que utilizan hoy en día se implementa en el proceso de fabricación del monitor, y que los filtros de color en el actual proceso de fabricación de LCD se consideran “intrínsecamente ineficaces, ya que se desperdicia 2/3 de la luz generada por la luz de fondo”, matiza.

 “Para hacer uso de toda la luz generada por la luz de fondo, hemos desarrollado una solución a la que denominamos ‘puntos cuánticos foto-emisivos’”, señala el portavoz de Nanosys.

“Esta próxima generación de QDs utiliza la técnica estándar de fotolitografía, un proceso para imprimir determinados patrones o dibujos sobre materiales semiconductores o circuitos electrónicos integrados mediante la acción de la luz,  para modelar una capa activa de puntos cuánticos que convierten el color”, añade. 

“Esta nueva tecnología sitúa los puntos cuánticos en la parte frontal del panel que conforma el LCD y podría cambiar la forma en que se fabrican este tipo de monitores”, adelanta.

“Además mediante el uso de esta técnica, se eliminarán los filtros de color que despilfarran energía y podría mejorar la eficiencia energética de la pantalla de dos a tres veces”, señala Mui a Efe.

“Con la próxima generación de puntos cuánticos el color saltará de la pantalla aún más, será mucho más brillante que lo que vemos hoy y se va a tener un ángulo de visión más amplio”, adelanta Jason Hartlove, ejecutivo de gestión global de Nanosys.