•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos los años aparecen miles de aplicaciones en Facebook que te invitan a aceptar sus condiciones a cambio de decirte ” A qué famoso te pareces”, “quién fuiste en tu vida pasada” o “quién es tu mejor amiga de Facebook”.

Pero detrás de todas estas aplicaciones en realidad hay varias empresas que lo único que quieren es acceso a tu información personal y lo consiguen de forma legal. Es más, vos les das la autorización. 

Primero que nada estas empresas te hacen aceptar su política antes de que podás usar la aplicación. Por ejemplo, la más reciente “Cómo te verías si fueras del sexo opuesto”, te pide acceso a tu información personal, lista de contactos, correo electrónico, fotos, lista de amigos y casi todo en tu Facebook.

Pero aunque pareciera algo inocente, las mismas empresas dentro del contrato de privacidad que nadie lee, te dicen que esa información la pueden vender a terceras personas o empresas sin especificar con qué fines.

Es decir, que perfectamente tus fotos pueden aparecer en la campaña publicitaria en algún país del mundo, puede usar tu información para enviarte promociones o venderte como pieza de colección en Internet.

No son varas. Ya lo he dicho varias veces, tu información, aunque parezca que no vale nada, tiene un precio en la Deep Web, es decir, en el lado oscuro de Internet donde es muy común encontrar explotación sexual infantil y datos personales en promoción. 

¿Es ilegal lo que hacen?

No. En realidad vos les estás dando permiso de usar tu información como les plazca y peor todavía, entre más tiempo tengás esa app instalada más datos tuyos podrán recolectar. No estamos hablando que es información que se recolecta como Big Data, sino que muchas veces tiene fines mucho más oscuros.

El mal menos es que te llenen tu correo de spam o promociones que no te interesan. Pero al arrogarse el derecho de vender tus datos a terceros la cosa cambia bastante, pues los compradores de esa información pueden ser muchas personas.

La firma de seguridad Kaspersky adivirtió en 2017, durante la euforia de las apps que te decían a qué famoso te parecés, que el 63 por ciento de los consumidores no lee los contratos de licencias de estas apps.

El problema es que muchas veces estos juegos que parecen inocentes también pueden crear una puerta abierta para que alguien intercepte tu computadora o celular. No sería la primera vez que te instalan virus. 

En Kaspersky aseguraban que este tipo de virus es capaz de tomar el control de tus aparatos o hacer modificaciones en los sistemas operativos.

Si revisaras los contratos de la empresa que promueve el juego que te muestra cómo te verías si fueras de otro sexo, te darías cuenta que dice, entre otras cosas, esto:

“De acuerdo a nuestros términos de servicio, podríamos usar el contenido subido por vos (incluyendo tu fotografía y de otras personas vinculadas a tu perfil de Facebook), para que aparezcan como parte integral de los servicios que ofrecemos. (Tu foto podría aparecer en ciertos cuestionarios o juegos, incluso con gente que no conozcas”. 

Eso significa que no solo exponés tu información cuando aceptás esas condiciones, sino que también abrís la puerta para que todas las personas que están entre tus contactos vean su información vulnerada aún cuando no hayan aceptado los términos y condiciones.

¿Y ahora?

Lo primero que podés hacer para evitar que sigan recolectando tus datos es quitarle los privilegios a esas aplicaciones yendo a configuraciones de Facebook y luego en la sección aplicaciones que está a la izquierda.

Una vez en esa sección pueden borrar todas las aplicaciones a las que les dieron acceso anteriormente y principalmente evitar instalar nuevas para no dejar comprometida su información personal.