•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todavía no tiene fecha de lanzamiento, pero la popular aplicación de mensajería WhatsApp prepara una actualización de la aplicación y gracias a la información facilitada por los analizadores electrónicos de la versión beta ya sabemos qué cambios están en camino. Según información que recoge el sitio web de La Vanguardia, la nueva versión de WhatsApp actualiza sus “términos de servicio y política de privacidad” para añadir una cuestión que ha sido objeto de debate desde que Facebook compró WhatsApp en 2014. El nuevo escrito autoriza a WhatsApp a compartir información de sus usuarios con Facebook y las demás compañías del grupo.

5 formas de comprobar la seguridad de un router

Según las nuevas condiciones de uso, la información compartida con otras compañías de Facebook se utilizará “solo para proveer servicios a WhatsApp” y se realizará siguiendo unas pautas que garantizan la “seguridad e integridad” del servicio, según la página WA Beta Info. Lo que quieren decir con esto es que nada de lo que compartás en WhatsApp, incluido el número de teléfono, se va a mostrar en Facebook, ni en ninguna de las otras redes sociales de la compañía, excepto si vos elegís mostrarlo.

Asuntos de dinero

Otra de las novedades es la función de transferencia de dinero entre usuarios a través de la aplicación. La noticia se filtró hace dos semanas cuando apareció en la versión beta de WhatsApp para Android en la India. La primera vez que un usuario utilice esta función debe introducir información como el banco con el que quiere operar y su número de cuenta. La opción se podrá encontrar en el menú desplegable dentro de cada chat y podría ser que Facebook Marketplace añadiera esta opción de pago en la plataforma.

¿Cómo detectar un perfil falso en redes sociales?

Esta es una prestación que ya está presente en otras apps de mensajería como Facebook Messenger. Los responsables de estas aplicaciones creen que la herramienta de pagos entre usuarios es además una buena estrategia en la lucha contra estafadores que utilizan estas redes para descubrir información confidencial como contraseñas de cuentas bancarias.