•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ser humano poco a poco ha ido familiarizándose con el concepto de Inteligencia Artificial (IA), no obstante, en pleno siglo XXI aún existen muchas dudas al respecto. Conversamos con Óscar Marín, Gerente Senior de Consultoría de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana, quien aclara aspectos esenciales. 

¿Debería estar el humano preocupado con la aparición de la Inteligencia Artificial?

El objetivo principal de la Inteligencia Artificial es que apoye en tareas que son más repetitivas y que los humanos podamos trabajar en las tareas donde se necesita creatividad e instinto. Lo cierto es que la IA potencia y complementa al ser humano y es una oportunidad para crear nuevos puestos de trabajo. 

¿De qué manera se pueden preparar los profesionales ante el rápido avance de la IA?

Conociendo sobre las aplicaciones a corto y mediano plazo de la Inteligencia Artificial en su respectivo campo. Entender las posibilidades y limitaciones de esta tecnología, puede darles a los profesionales una ventaja competitiva. Además puede ayudar a los profesionales a imaginar nuevas aplicaciones de la inteligencia artificial en su respectiva profesión.

¿Qué beneficios ofrece la IA a las empresas?

La IA puede ayudar en la automatización de procesos, mejora de procesos e inclusive generar nueva información en las empresas. Con estas nuevas tecnologías ahora se puede potenciar los datos que se tienen para mejorar la rapidez con la que se toman las decisiones, la velocidad con la que se ejecutan procesos y mejorar también la experiencia de los empleados y los clientes.

Según los estudios de IA que ha realizado EY ¿cómo aprecian el avance de la IA en la región? 

Nuestra región comúnmente se mueve a un paso más lento en lo que respecta a la adopción de tecnologías emergentes, esto se ve por varios factores, pero principalmente el costo es un factor. Conforme las tecnologías se adoptan de manera masiva el costo se reduce y por ende, también aumenta la penetración en mercados emergentes, lo que percibimos de nuestros clientes es que existe un gran interés por estas tecnologías, sin embargo la adopción ha sido poca a la fecha.

Vemos también que la IA tendrá beneficios para los humanos, ¿cuáles serían algunos ejemplos?

La IA nos permitirá resolver problemas que hasta la fecha no se han podido resolver. Nos liberará de ciertas tareas repetitivas para que nos concentremos donde aportamos más valor. Brindará mayor importancia a la creatividad y el instinto. Podemos ver cómo en muchos campos se puede mejorar la experiencia del trabajador y de los clientes, por ejemplo con asistentes virtuales para agendar reuniones entre muchas partes, también la capacidad de analizar datos financieros y generar reportes con la información más relevante, también el análisis de documentos como contratos o facturas para extraer datos relevantes, también poder interactuar con clientes para resolver consultas de soporte general o reservar eventos o planear viajes.

Ante el crecimiento de la IA el sistema educativo debe de cambiar. ¿Cómo es el panorama para Latinoamérica?

 Diversas universidades ya están incluyendo temas de Inteligencia Artificial y Análisis de Datos en sus respectivas ofertas académicas. Este patrón continuará permeando hasta colegios y escuelas. Existe otra vertiente importante, los MOOC (Massive Open Online Courses), que están ayudando a que personas de cualquier parte del mundo tomen cursos en universidades de renombre mundial desde su casa.

¿La región estaría preparada para el rápido crecimiento de IA?

 Es de suma importancia estar consiente que la penetración y adaptación de estas tecnologías es inminente por ende educar a la población en general sobre los alcances de estas tecnologías y como las personas se tienen que preparar para poder sacarle provecho es importante, esta es una oportunidad sin duda para que en la región nos preparamos y poder sacarle todo el provecho posible.
 

¿Cuáles serían las carreras del futuro, tomando en cuenta que la IA sustituirá al humano?

Tomando en cuenta que la IA no sustituirá al humano, muchas de las carreras continuarán siendo relevantes. Por poner un ejemplo, en la industria se están desarrollando soluciones de IA para los médicos. Lejos de reemplazar a los médicos, estas soluciones vienen a potenciar su trabajo, ayudar en la toma de decisiones y brindar nuevas perspectivas. Como se ha mencionado antes, la idea es que los médicos se liberen de tareas repetitivas y realicen tareas donde su aporte es vital.

Se habla que 2050 será el año en el que el mundo estará asistido por la IA. ¿Es correcta es afirmación?

Es una afirmación interesante, debido a que actualmente ya somos asistidos por la IA en muchas partes de nuestra vida. La IA podría estar recomendándonos qué películas ver, encontrando la mejor ruta de nuestra casa al trabajo, si somos aptos para un préstamo o evaluando la posibilidad de que estemos padeciendo determinada enfermedad. La expectativa es que este nivel de involucramiento de la IA continúe creciendo.  Por lo tanto consideramos que ya hoy somos un mundo asistido por IA, en mayor o menor grado dependiendo del país.