•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo el miércoles que la regulación de las compañías de redes sociales es inevitable, pero advirtió que las reglas también podrían obstaculizar el crecimiento de la industria.

"En todo el mundo, la importancia de Internet en la vida de las personas está creciendo, y creo que es inevitable que deba haber alguna regulación", dijo en una audiencia en el Congreso, aunque señaló que esto podría poner en dificultades a las empresas más pequeñas.

"A menudo las regulaciones aplicadas hacen que una empresa que dispone de recursos como los nuestros pueda respetarlas, pero en el caso de empresas más pequeñas puede ser más difícil. Este tipo de cosas tienen que ser tenidas en cuenta cuando hablamos de las reglas que tendrían que aplicarse", añadió.

Mark Zuckerberg en el senado de Estados Unidos. EFE/END

Zuckerberg se enfrenta desde el martes a preguntas de los legisladores estadounidenses tras haber sido convocado para explicar los diversos escándalos que afectan a Facebook.

Además del asunto de la firma de análisis de datos Cambridge Analytica, que habría utilizado los datos personales de unos 87 millones de usuarios de Facebook con fines políticos, las audiencias tratan sobre las injerencias rusas a través de las redes sociales en las elecciones estadounidenses de 2016.

Cambridge Analytica accedió a sus datos de Facebook

Zuckerberg afirmó hoy que sus datos personales en la red social fueron vendidos a la empresa británica Cambridge Analytica, que accedió a la información de 87 millones de usuarios sin su consentimiento.

Zuckerberg, de 33 años, compareció hoy ante el comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, después de responder este martes a las preguntas de 44 de los cien senadores en otra audiencia.

En la audiencia de hoy, al hablar sobre el escándalo de Cambridge Analytica, la legisladora demócrata Anna Eshoo preguntó a Zuckerberg sobre si sus datos personales fueron vendidos a "terceras partes", a lo que el directivo contestó con un breve "sí".

La comparecencia de Zuckerberg se produce después de que en marzo varios medios revelaran que la empresa británica Cambridge Analytica tuvo acceso en 2014 a datos recopilados por Facebook y usó esa información para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los usuarios e influir en ellas.

La empresa Cambridge Analytica supuestamente colaboró con el equipo del ahora presidente de EE.UU., Donald Trump, durante la campaña para las elecciones de 2016.

En un principio, Facebook cifró en 50 millones el número de afectados, pero a principios de abril admitió que Cambridge Analytica accedió en todo el mundo a los datos de 87 millones de usuarios, lo que equivale a un cuarto de todos los usuarios de Facebook en Estados Unidos.

Hasta ahora, Zuckerberg, que se ha disculpado por las filtraciones, no había dicho si sus datos se habían visto comprometidos en esa filtración.