•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Instagram anunció hoy que ha superado los 1.000 millones de usuarios mensuales activos en todo el mundo, durante un acto que celebró en San Francisco (EE.UU.) y en el que presentó su nuevo servicio de vídeos de larga duración IGTV.

"Desde nuestro lanzamiento en 2010, hemos visto con asombro cómo la comunidad ha prosperado y crecido. Este es un gran logro", señaló el consejero delegado de Instagram, Kevin Systrom.

En el acto, Instagram, propiedad de Facebook, presentó IGTV, una nueva aplicación que permite ver vídeos de hasta una hora de duración centrada en los creadores profesionales de contenidos y celebridades que usan esta red social.

Xiomara Blandino rompe silencio de dos meses en sus redes sociales

IGTV es una aplicación independiente y también una opción dentro de la plataforma de Instagram.

Está especialmente diseñada para ver en el teléfono móvil vídeos o programas de larga duración en formato vertical creados por estrellas de las redes sociales o del mundo del espectáculo con millones de seguidores en Instagram.

Con el lanzamiento de IGTV, Instagram entra en competición directa con la televisión tradicional y con el sitio de vídeos YouTube, propiedad de Google, a la hora de ofrecer contenidos audiovisuales de larga duración.

IGTV funciona como cuando se enciende una televisión: al abrir la aplicación, comienzan a reproducirse los vídeos.

Instagram señaló hoy que cuentas muy populares como las de Kevin Hart, Kim Kardashian West, Nicky Jam, Chris Hemsworth o Lele Pons ya han empezado a usar IGTV.

Para los usuarios normales, el límite de duración será de 10 minutos por vídeo.

Selena Gómez le responde a los haters

"Instagram siempre ha sido un lugar para conectar con gente que te inspira, educa y entretiene cada día. Con tu ayuda, IGTV comienza un nuevo capítulo de vídeo en Instagram. Esperamos que te acerque a las personas y las cosas que aman", afirmó Systrom.

Con el lanzamiento de IGTV, Instagram entra en competición directa con la televisión tradicional y con el sitio de vídeos YouTube, propiedad de Google, a la hora de ofrecer contenidos audiovisuales de larga duración.