•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La próxima vez que decidás conectar tu celular a un cargador, quizás debás preguntarte: “¿es este un cable de mala o baja calidad?” Debés saber que un cargador barato podría causar estragos irreparables a tu teléfono. La situación es familiar para muchos. Te quedás sin batería y agarrás el primer cargador que se te ponga al alcance para darle un par de rayitas a la batería de tu celular. O puede que te comprés un cargador extra, a módico de precio, para tener en la oficina o llevar con vos a todos lados. Sin embargo, dependiendo del cable que se trate, esta no es una práctica en absoluto recomendable. De acuerdo al sitio La Nación te indicamos cuáles son algunos de los efectos que pueden tener.

1 Recalentará tu celular

El cable de tu celular es en realidad un transformador de corriente que convierte los voltajes de un circuito en aquellos que necesita tu teléfono. Esto lo hace gracias a un chip, que en los teléfonos de iPhone se llama Tristar, pero de forma genérica se denomina E75 o U2 y que regula la cantidad de energía que puede recibir la placa de tu teléfono.

El E75 escanea y se asegura de que todo esté bien antes de que la corriente empiece a pasar. Si un cable no tiene el chip necesario entonces aparecerá un mensaje en tu celular indicando que el accesorio no es compatible. Entonces ¿por qué no aparece esto en tu dispositivo cuando lo conectás a un cable barato? La respuesta es que muchas compañías fabrican un falso E75 que engaña a tu celular para que deje pasar la corriente, pero que podría acabar con tu teléfono si lo conectás a una corriente con alto voltaje.

2 Cargas más lentas

Un cable que no sepa regular los voltios del circuito hará también que las cargas sean más irregulares, con altos y bajos. Sin una fluctuación constante de energía, la carga completa será mucho más lenta que con los cables que controlan el suministro.

3 Problemas de seguridad

Muchas veces los cables más económicos, para no dispararse en costos, ahorran en aislamiento. Dejar pasar por un cable cientos de voltios de electricidad sin un control adecuado puede fundir tu cargador y también el enchufe al que lo tenés conectado. Generalmente el disyuntor salta cuando esto ocurre y no tiene mayores consecuencias, pero podés llevarte un susto y acabar con un enchufe y cargador arruinado.

¿Cómo reconocer un buen cargador?

No siempre es necesario pagar los precios que imponen las casas fabricantes de los celulares, ya que normalmente sí son más altos, pero es recomendable que intentés buscar uno que tenga una garantía de fabricación que asegure que fueron diseñados para ese modelo en concreto.

En el caso de los iPhone, muchos accesorios son de Apple pero sí fabricados para productos de la firma, tales como auriculares, cargadores, etc. Llevan una etiqueta que dice MFi, que significa Made for iPhone (hecho para iPhone). Pero si aun así dudás de que puedan engañarte con imitaciones, estas son algunas señales de que tu cargador no es el correcto:

No se carga.

Falsa carga (muestra el ícono de la pila pero el porcentaje está al 0%).

La batería baja de un porcentaje a otro rápidamente.

La carga es aleatoria: a veces, muy rápido; otras, muy lento y otras se estanca.

La batería está a un cierto porcentaje, lejos del 5%, y se apaga de repente.