•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fuera de Android y de iOS hay poca vida, y a muchas personas les ha sorprendido saber que Google ha invertido en KaiOS, un sistema operativo para móviles con un hardware tan modesto que a los dispositivos que lo usan no se les puede llamar smartphones. Un buen ejemplo de teléfono con este sistema es la versión renovada del Nokia 8110, que se hizo célebre por aparecer en Matrix.

De acuerdo con una publicación al respecto en el sitio web La Vanguardia, los 22 millones de dólares invertidos por Google seguramente refuercen de forma decisiva a este sistema operativo. También existen acuerdos con algunas empresas, como Facebook y Twitter, para dotar de aplicaciones a KaiOS de sus servicios. ¿Qué motivos pueden haber llevado a Google a apostar por un sistema de estas características al margen de Android?

Parece claro que la empresa busca acercarse a los países más pobres, en los que muchos sectores de la población no pueden disponer de un teléfono inteligente, un ejemplo de ello es Oppo en Marruecos, cuyos teléfonos que no pueden considerarse smartphones seguían siendo muy populares en el país africano.

Motivos

Pero es posible que Google no solo busque potenciar sus servicios en el mercado de los países emergentes. En un momento en el que tanto esta empresa como Apple han introducido en sus últimos sistemas operativos para smartphones medidas para ayudarnos a no estar enganchados al móvil, los viejos teléfonos sin pantalla táctil y con un hardware modesto se están haciendo un hueco en el mercado.

Con ellos es mucho más factible usar solo el teléfono cuando realmente lo necesitamos, ya que evitan distracciones al ser mucho menos atractivos que los smartphones. Además, su autonomía es mucho mayor. Lo que nos permite olvidarnos de estar cargando el teléfono a diario o incluso varias veces al día.

Así que no sería de extrañar que en previsión de que esta tendencia vaya a más, Google haya querido adaptar su ecosistema de aplicaciones a un sistema como KaiOS. De esa forma logra que se imponga a los que ya existen para estos móviles, como es el caso de Salfish. Entre las aplicaciones que está previsto que aparezcan se encuentran YouTube, el asistente de Google y la aplicación de mapas de la empresa. Eso sí, KaiOS de momento tiene un grave problema: ni WhatsApp ni Telegram son compatibles con este sistema.

No sería descartable que una versión reducida de WhatsApp hiciese su aparición. Al menos si tenemos en cuenta que Facebook, propietaria de la plataforma de mensajería, ha adaptado la app de su red social a KaiOS. En cualquier caso, KaiOS no es tan modesto como parece, pues, por ejemplo, permite las conexiones 4G y activar el GPS, algo que lo diferencia de sistemas similares. También cuenta con su propia tienda de aplicaciones. Ahora falta por ver hasta qué punto tiene éxito y si finalmente logra contar con aplicaciones populares de mensajería.