• San Francisco, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Amazon comenzó a probar en los alrededores de Seattle, donde se encuentra su sede, la entrega de paquetes con un pequeño robot llamado "Scout", anunció este miércoles el gigante estadounidense del comercio en línea.

Seis modelos de robots eléctricos del tamaño de una "pequeña nevera" circulan por las aceras a la velocidad de un hombre caminando y pueden "esquivar animales, peatones o lo que haya en su camino", explica en el blog de la empresa Sean Scott, responsable del proyecto.

Amazon trata de encontrar soluciones más baratas para el "último kilómetro". AFP/END

Los clientes piden como de costumbre en el sitio de Amazon y el pedido se entrega por un mensajero tradicional o por "Scout", explica.

"Scout" sólo trabaja durante el día, de lunes a viernes, y siempre va acompañado de un empleado de Amazon.

A partir de esta prueba el grupo, que también trabaja con drones de entrega, decidirá la extensión del sistema, que permite limitar los costos de reparto.

Seis modelos de robots eléctricos del tamaño de una "pequeña nevera" circulan por las aceras. Archivo/END

Al igual que otras empresas, Amazon trata de encontrar soluciones más baratas para el "último kilómetro", el que separa el almacén del cliente final.