• San Francisco, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

Numerosas mujeres elevaron este miércoles una denuncia contra Lyft, el rival de Uber en Estados Unidos, al que acusaron de "negligencia" tras afirmar que habían sido violadas o agredidas sexualmente por conductores contactados a través de la aplicación.

"La respuesta de Lyft a la crisis de predadores sexuales entre sus conductores es totalmente inadecuada", afirma la denuncia, presentada por 14 mujeres ante un tribunal de San Francisco, sede de la plataforma de reserva de vehículos de turismo con conductor.

Las mujeres sostienen que Lyft sabía desde 2015 que algunos de sus conductores agredían a sus clientas y aseguran que la empresa no implementó un control más severo de los antecedentes de su personal ni "procedimientos para reforzar la seguridad de los pasajeros".

Por el contrario, la compañía difunde "publicidad engañosa" al presentarse como segura, señala.

Numerosas mujeres elevaron este miércoles una denuncia contra Lyft, el rival de Uber en Estados Unidos.AFP/END

Las 14 mujeres le reprochan también que conductores acusados de agresiones sexuales continúan trabajando, que sus denuncias no fueron tenidas en cuenta y que la compañía no ha colaborado con la policía en las investigaciones iniciadas al respecto.

Una de las denunciantes, una joven de 23 años, asegura haber sido violada en mayo pasado en Carolina del Norte por un conductor que la siguió hasta su habitación de hotel estando ella ebria. Según la demanda, la policía debió obtener una orden judicial para acceder a informaciones de Lyft.

Kim Natural, víctima de agresión en diciembre de 2018 en Salt Lake City, explicó en una rueda de prensa que "Lyft jamás respondió a (sus) llamados" y que no la mantuvo al tanto de la evolución de su denuncia.

Entre 2014 y 2016, la empresa recibió un centenar de comunicaciones sobre agresiones sexuales cometidas por sus conductores en un solo estado, según la denuncia. Stephen Estey, abogado de unas de las demandantes, precisó que el estado en cuestión era California.

La empresa, que fue fundada en 2012 y en marzo pasado comenzó a cotizarse en la Bolsa, aseguró al diario USA Today que este tipo de comportamientos "conduce a una separación definitiva" de los funcionarios incriminados. "No toleramos el acoso o la violencia en nuestra plataforma", dijo su portavoz Lauren Alexander.

Uber también ha sido acusada por casos similares. En abril, una mujer agredida por uno de sus conductores le reclamó 10 millones de dólares por daños y perjuicios en una denuncia presentada en Washington.