•  |
  •  |

Al mirar la primera estación del canopy de Tiscapa, es prácticamente imposible no sentirse aprehendido por una emoción camuflada entre miedo y vértigo. Hay unas gradas que suben a la caseta, y hay otras que suben hacia el vacío, justo debajo del doble cable de fuerza que será la línea de acción. Una vez amarrado con los arneses profesionales de alpinismo, y dadas las instrucciones, solo queda reunir el valor suficiente para decirle al guía: “Suélteme”.

Sobre la laguna de Tiscapa se vuela tres veces. La primera estación se encuentra a 70 metros sobre el nivel de la laguna. La sensación de altura intimida, pero decidir franquear ese pequeño obstáculo es la puerta hacia algo inigualable. Volar sobre las copas de los árboles, con la líquida superficie azulada a la izquierda y el viento acariciando nuestro rostro desafiante, logra enterrar cualquier miedo, cualquier estrés, cualquier problema.

El segundo viaje es corto y los instructores incitan a que los visitantes hagan piruetas, tales como ir cabeza abajo o ir acostado (con acompañamiento). El tercer recorrido, de 520 metros, es el más largo que se puede hacer en canopy en el país, y permite que volemos a escasos 10 metros del agua. Se atraviesa la laguna casi horizontalmente y da la impresión de que la tocaremos.

Son tres cables en medio de Managua que nos separan visceralmente de la vida cotidiana. Tres instantes que se quedarán con nosotros como un antes y un después, y que son muy accesibles.

En el bosque

Pero eso no es todo. Un poco más lejos, en las faldas del volcán Mombacho, ¡hay 11 cables más! La aventura la ofrecen los mismos que en Tiscapa: Canopy Tour Miravalle. Y a pesar de ser el mismo deporte, es un cambio de ambiente radical.

Aquí se vuela por debajo, a través, y sobre las copas de los árboles de un bosque denso. El recorrido dura una hora y media, y nos provee un encuentro directo con la flora y fauna de la Reserva Nacional Volcán Mombacho. Diecisiete plataformas ubicadas en los más altos árboles son interconectadas en un circuito cerrado por puentes colgantes, dignos de películas de aventura, y por las poleas dobles que nos llevarán lo más rápido posible.

Tal y como en Tiscapa, los instructores, que han llevado como mínimo 6 meses de entrenamiento para poder trabajar con el público, son los encargados de hacer la experiencia lo más grata posible para niños y adultos. Si nos adherimos a las reglas del juego (que son pocas y son sencillísimas), es prácticamente imposible que nos suceda algo negativo. La misión es, entonces, liberarse de todo y disfrutar de una sana diversión al mismo tiempo que conocemos nuestro país.

 

 

11.5

DOLARES cuesta el tour para nacionales en Tiscapa, y US$15 para extranjeros.

 

520

METROS tiene uno de los tramos en el canopy de Tiscapa, el más largo del país.

 

Tome nota:

Apuntate ya para vivir esta gran aventura con tus amigos. Aquí te dejamos los datos:

TISCAPA

Atienden de martes a domingo, de 9:00 a.m. a 5:30 p.m. Para más información pueden llamar al: 8960-2566.

MOMBACHO

Atienden todos los días, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Los precios son US$11.5 para niños menores de 12 años, US$17.25 para nacionales y US$28.75 para extranjeros. Para más información pueden llamar al: 8872-2555.

 

"Es una experiencia que todo el mundo quiere vivir. El canopy es extremo pero controlado, es volar a través de un paisaje natural. Para mí es mi vida".

MAURICIO NORORI

CANOPY TOUR MIRAVALLE.