•  |
  •  |

@Dabascal09

 

De pequeño, comenzó tratando de copiar los dibujos de las caricaturas. A los 16 años, formalizó su pasión con la enseñanza de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Daniel Chávez es pintor, le encanta dibujar retratos a grafito y también ejerce la docencia de este arte desde hace 11 años. Sus cuadros le han llevado a exposiciones en otros países y le han otorgado reconocimientos.

 

¿Qué significa para vos la pintura?

Nunca la he considerado un trabajo; es algo que disfruto mucho pero le he sacado provecho económicamente. Me desconecto cuando estoy trabajando, llega el momento en que has pasado horas trabajando y no te das cuenta: comenzaste en la tarde, y de pronto anocheció.

 

¿Qué te inspira?

Me inspiran muchas cosas: puede ser una imagen, una fotografía, una experiencia, una vivencia, algo que miré en la calle, personas. Siempre uno encuentra inspiración en cualquier lugar.

 

¿Cuánto tiempo te toma realizar un cuadro?

A como puede ser un par de horas, puede ser más. Dependiendo el acabado que quiera darle o el formato que esté trabajando.

 

¿Qué te caracteriza?

Soy muy detallista y siempre me ha gustado exigirme al máximo en lo que estoy haciendo. El esfuerzo termina reflejándose en la obra.

 

¿Qué es lo que más te gusta pintar?

Me gusta el surrealismo, y el paisaje más que todo, pero siempre ha ido el cuerpo humano en lo que es mi obra. También retratos grafito, a blanco y negro, ese estilo de fotografía de los 60, porque es lo más complicado y difícil de realizar. No es solo hacer el dibujo, sino captar la esencia de la persona, y ninguna persona es igual. Siempre tienen algo diferente, algo nuevo, y eso es lo que me ha gustado.

 

¿Cuál es tu mayor reto?

Me gusta el surrealismo, aunque a veces siento que me hace falta todavía. Es como una búsqueda constante en la cual la satisfacción todavía no se ha alcanzado; cada trabajo me lleva a otro, y sigo buscando darle ese enfoque a mi obra. Pero me hace falta, comparándolo con grandes artistas como Dalí.

 

¿A qué pintores admirás?

Artistas sobre los cuales he leído como Salvador Dalí, otros que los he conocido y otros con quienes he trabajado: Ricardo Maya es uno de ellos. Trabajé con él durante dos años y él es un artista cubano que está residiendo en Granada. Winston Miranda también, es surrealista y pinta de una manera increíble.

 

¿Qué experiencias te ha dejado la pintura?

A nivel de exposiciones, he tenido varias en el exterior: en Guatemala, España, China… Y las de acá: en el Teatro Nacional Rubén Darío, en el Instituto de Cultura, La Casa de los Tres Mundos en Granada y algunas galerías. Y como docente, trabajé en un proyecto con niños de la calle; entonces, rescatar a muchachos con pocos recursos y enseñarles de que hay una manera de salir adelante con algo, eso para mí fue un gran éxito.

 

¿Qué enseñanza te dejaron estos viajes?

Considero que Nicaragua tiene mucho talento, y si comparás los trabajos con otros lugares, tenemos mucho talento. A diferencia de otros países, lo que no tenemos es recursos para explotarlo. Nicaragua puede destacar en cualquier lugar; poseemos mucho talento.

 

¿Qué tal tu experiencia como docente?

Me ha gustado mucho la docencia. Siempre hay gente que quiere aprender: algunos no pueden ingresar a la escuela de arte por los horarios de su trabajo, pero buscan a alguien para que se acomode a este, y así van aprendiendo.

 

¿Qué les recomendarías a los estudiantes de pintura?

Que trabajen fuertemente. Si quieren ser retratistas que lean de anatomía, que se pongan a practicar, que no tengan miedo porque es el mayor obstáculo para los que dibujan. (Algunos) temen que la persona diga no me gusta, no se parece o te quedo malo. El temor a la crítica que lo ocupen para ir mejorando, que digan “voy a seguir intentando hasta que salga como yo quiero”.

 

¿Qué es lo más difícil de ser pintor?

Escuchar a personas que te dicen “por qué no te buscás otra carrera”. Eso desanima y te afecta mucho, más si te lo dice alguien que apreciás. Pero con mis logros, he conseguido la aprobación y el silencio de todos.

 

400

CÓRDOBAS es el precio regular de una clase de pintura.

 

8

MIL CÓRDOBAS puede ser la inversión solo de materiales para una obra.

 

Un joven que inspira

Daniel Chávez

Docente y pintor

Edad: 27 años

Facebook: Danny Art Chávez

Daniel asegura que “todos podemos ser artistas, porque podemos expresarnos todos de igual manera”. Cuenta que “no solo sabiendo manejar una técnica de pintura podés expresarte, también puede ser una fotografía, un vídeo, moldeando algo o podés ocupar otras cosas”.