•  |
  •  |

Hoy se estrena una de las producciones cinematográficas de animación más esperadas de los últimos años, y tal vez la más anhelada del 2014. Es la continuación de la divertida historia del joven vikingo (que de vikingo no tenía nada) amante de los dragones: Hipo.

En la primera entrega de "Cómo entrenar a tu dragón" (2010), Hipo era el hijo del jefe de la tribu nórdica, pero era menudo, bajito y delgado, todo lo contrario de sus amigos adolescentes, y ni se diga de los adultos. Sus rasgos distintos no eran solo físicos, sino también emocionales. Los vikingos se consideraban jurados enemigos de los dragones, pero Hipo termina haciéndose amigo y jinete del dragón más temido: Furia Nocturna. Y convence a todos sus parientes de hacer lo mismo.

Para la segunda parte de esta emocionante y original historia, dirigida y escrita por Dean DeBlois, producida por Dream Works Animations y distribuida por 20th Century Fox; Hipo es cinco años mayor y ya es un joven adulto, que logró percutir en la dura cabeza de los suyos y los convenció de dejar sus límites vikingos para adentrarse, sobre el lomo de sus dragones, a los periplos del mundo.

Al extenderse el mapa, nuestros héroes darán con nuevas especies de dragones y nuevas culturas, e Hipo descubrirá un problema grande entre humanos y dragones, en el cual Chimuelo (nombre que le da a su amigo escupe-fuego) y él se verán envueltos.

El célebre sitio web Rotten Tomatoes, en el cual participan miles de reconocidos críticos del cine alrededor del mundo, cataloga la cinta de esta forma: “Apasionante, emocionalmente resonante, y bellamente animada; "Cómo entrenar a tu dragón 2" se construye sobre el éxito de su predecesora, como deberían hacerlo todas las secuelas".

Además, de 107 críticas que lleva la película hasta el momento, 99 son positivas; esto representa un 93% de aceptación. Es decir, ¡hay que verla!