•  |
  •  |

Kevin Kauffmann fundó su estudio de fotografía y diseño en 2010, cuando tenía 18 años, y entre varios reconocimientos que ha acumulado destacan el segundo lugar en el Concurso Nicaragua Salvaje (2012), y el segundo lugar en el Concurso Iberoamericano Foto Joven (2013). Inmiscuido en varios proyectos, el joven sacó tiempo para esta entrevista.

¿Desde cuándo comenzó tu pasión por la fotografía?

Mi pasión por la fotografía inició hace un par de años cuando empecé a inquietarme por las fotos de amigos que tenían sus cámaras “profesionales” y me gustaba el resultado que obtenían. De ahí mi inquietud por hacerle ver a los demás el mundo desde mi punto de vista.

¿Hace cuánto tiempo que tomás fotografías como fuente de ingresos?

La fotografía como negocio la he desarrollado desde hace ya dos años, cuando empecé a laborar para marcas de ropa, marcas comerciales, agencias de modelos, y cuando comencé a realizar mis trabajos fotográficos en bodas y cobertura de eventos de manera personal.

¿Sentís que algo ha cambiado desde que lo veías como un pasatiempo y ahora que es tu trabajo?

Con la experiencia que he obtenido al paso de los años y en cada trabajo que he realizado, me voy dando cuenta que siempre debo superarme a mí mismo con el objetivo de ser conocido por mi trabajo. Hoy en día puedo decir que he cambiado la fotografía de paisajes y naturaleza por fotografía editorial y cobertura de eventos, ya que el mercado así me lo ha demandado.

¿Cuál fue tu formación para llegar a ser un fotógrafo profesional?

He realizado diplomados de producción digital así como seminarios y cursos para obtener experiencia, pero la mejor escuela ha sido compartir con grandes colegas el conocimiento, las experiencias, y trabajar de la mano con ellos.

¿Qué sentís cuando percibís el mundo solo a través del lente, y qué buscás en esos casos?

Me gusta que la gente observe las cosas que vemos a diario de una perspectiva diferente, no como yo la veo, porque como humano puede ser algo monótono y común, pero al momento de tomar mi cámara una simple hormiga puede ser una foto que cautive la atención de miles, y puede que sea una de esas hormigas que caminan por nuestras casas todos los días.

¿Qué es lo que más te gusta fotografiar?

Soy honesto, mi pasión ha sido la fotografía de paisajes y naturaleza. Me gusta fotografiar la variedad de colores y formas en los que la naturaleza se puede manifestar. Sin duda Dios hizo algo perfecto al crearlos y me ha cautivado poder mostrar en una foto toda esa diversidad.

¿Cuál es tu foto ideal?

Mi foto ideal es difícil de expresar en palabras. Siempre estoy enamorado de mis fotos, pero a medida que voy aprendiendo y ganando conocimientos, me doy cuenta que la foto ideal o perfecta de un día, siempre puede tener mejoras. Es parte de mi deseo de siempre superarme a mí mismo.

¿Algún secreto o consejo para estas que están de moda, las ‘selfies’?

A muchas personas les gusta tomarse una ‘selfie’ conmigo. Muchos me llaman el “experto en ‘selfies’”. La verdad, el conocimiento que tengo lo aplico en un simple teléfono, a veces no sé ni cómo lo hago, pero a mucha gente le encanta. Soy de los que opino que aun con un teléfono se pueden obtener grandes fotos sin importar la calidad. Mi consejo sería que siempre sonrían, porque el contenido de la foto es lo principal.

¿Tu foto y fotógrafo favorito?

Mi foto favorita…. Es muy difícil de responder, pues a diario estoy en busca de una foto perfecta de la cual me pueda enamorar, pero hasta el momento, una foto de paisaje de la ciudad de Granada vista desde uno de los orificios de la torre del campanario es sin duda una de mis fotos más vistas y de mis preferidas. Mi fotógrafo favorito es Philippe Halsman, quien tuvo el honor de fotografiar a grandes personalidades de la historia como Albert Einstein y Richard Nixon. Me identifico con él puesto que he tenido el honor de fotografiar a personalidades y poder impregnar mi estilo en sus retratos.

Revelanos los tres mejores momentos que has tenido con tu cámara.

He tenido muchas experiencias como fotógrafo, principalmente en bodas. Mi cámara y yo hemos sido testigo de juramentos de amor, lágrimas, etc., pero de manera personal, una de ellas fue la boda de unos grandes amigos que después de años y varios intentos por casarse, al fin lo lograron. Otra experiencia interesante ha sido fotografiar animales o paisajes que muy pocos han visto y tener la oportunidad de retratarlos para que los demás puedan verlos a través de mi lente. Y por último, pero no menos importante,fotografiar momentos en familia que han marcado mi vida, momentos únicos en los cuales he sido el encargado de inmortalizarlos. Y ahora perdurarán en la familia por medio de mi trabajo.