•  |
  •  |

La frase “From Russia with love" (Desde Rusia con amor), título de la novela de 1957 del autor británico Ian Fleming, cobrará vida este domingo 16 de noviembre en la Sala Mayor del TNRD, cuando la soprano Tatiana Vander, las pianistas Natalia Kukh, Larisa Pilipenko y la bailarina Olga Yaroslavtseva se unan a la Orquesta Sinfónica Juvenil Rubén Darío, OSJRD, y a la Escuela Nacional de Ballet, ENB.
La reunión de gala será en honor al Día de la Unidad Popular de Rusia, festejo que celebra la revuelta popular que en noviembre de 1612 expulsó de Moscú a las fuerzas de ocupación polaco-lituanas, marcando así el fin de la Época de la Inestabilidad y de las intervenciones extranjeras en Rusia durante la guerra polaca-rusa (1605-1618). Asimismo, se celebra la unión del pueblo que supo proteger su patria ante la ausencia de un zar.
Repertorio de lujo
Todas las piezas que se interpretarán serán de reconocidos compositores rusos, además de dos propias de la compositora y profesora de piano Pilipenko. En el comienzo del concierto, Kukh y Pilipenko iluminarán el recinto con un imperdible dúo de piano, interpretando “El vals de las flores” --parte de “El Cascanueces”, de Pyotr Tchaikovsky--, y serán acompañados por bailarines de ballet nicaragüense.
Pilipenko también hará dúo con Vander, una soprano rusa radicada en Nicaragua desde hace muchos años, que cantará, entre otros, el tema "Las campanas", de Pyotr Bulajov. Acto seguido, Pilipenko ofrecerá en solo de piano dos obras de su autoría: "Allá donde se unen los horizontes" y "El destello".
Sin alejarse de los compositores rusos pero trazando ritmos latinos, los dos pianos volverán a juntarse para "El carnaval brasileño" y "Obra de teatro en estilo español", de Nikolay Smirnov. Para esta última, la bailarina Yaroslavtseva acompañará los pianos con una coreografía preparada por Heriberto Mercado.
Violín y piano
Entrada la noche, el primer violín de la OSJRD, de 22 años, Zuriel Bermúdez Cisne, tendrá la Sala Mayor para sí cuando interprete parte de la melodía de la banda sonora del filme "High Mountain Pass” (1978), de Miroslav Shorik, con acompañamiento de las cuerdas del piano de Pilipenko.
Y más músicos jóvenes nicaragüenses de la OSJRD junto a bailarines de la ENB se apropiarán del escenario para interpretar más obras de "El Cascanueces", de Tchaikovsky; "Noches de Moscú", de Soloviev-Sedoi Vasiliy, y “Danza de sables”, de Aram Khachaturyan.
Pilipenko, que lleva más de un año en el país, considera que será una noche gratificante. "Fue muy interesante trabajar con la OSJRD y con el director de la orquesta, César Bermúdez Rodríguez. Hemos preparado bien el concierto y sobre todo la célebre "Danza de sables" del ballet "Gayanesh", de Khachaturyan. Ha sido una experiencia muy gratificante para los músicos rusos y nicaragüenses, y espero que lo sea para el público", expresó la joven.
Por su parte, Vander se mostró agradecida con el TNRD, que organiza el evento, y habló sobre lo que considera su misión para la velada cultural: "Con el concierto abriremos horizontes para que Nicaragua conozca la poesía y la música rusa que nunca muere, que es universal. La música constituye parte de la bandera rusa”.
Entradas
El concierto comenzará a las 6:00 p.m. del próximo domingo, en el TNRD. El precio de la entrada es: platea y primer balcón C$200, segundo balcón C$150, y tercer balcón C$100.