•  |
  •  |

¿Qué pasaría si un niño le pidiera a Santa Claus un yoltamal como regalo? ¿Sabría acaso el residente del Polo Norte lo que es? Y, de no saberlo, ¿hasta dónde llegaría por dibujar una sonrisa en el rostro de un niño?

Estas preguntas surgieron en el grupo del Teatro de Títeres Guachipilín hace una década, y el resultado es la obra “Santa visita Nicaragua”, un montaje con divertidos muñecos que abarcan el tema de Nochebuena, distanciándose de los clichés comerciales tradicionales e inmiscuyendo el mundo de Santa con un postre típico nicaragüense: el yoltamal.

La magia del títere

Zoa Cuellar, del grupo de Guachipilín, habla de su experiencia como titiritera. "Es mágico animar un objeto, despojarme de mí y darle mi ser y energía a un personaje que está fuera de mi cuerpo. Los títeres logran en los espectadores una empatía casi inmediata. Para mí, es uno de los actos más generosos y humanos que he podido sentir”, revela la joven.

Cuellar es graduada de Teatrología por el Instituto Superior de Arte, ISA, de La Habana, Cuba, y cuenta que lo mejor de un show es el final, "cuando los niños llegan a tocar los títeres, y en ocasiones, están tan emocionados que los besan y abrazan como si se tratara de seres vivos”.

¿Dónde y cuándo?

El espectáculo familiar enfocado para los más chiquitos del hogar será este viernes 12 de diciembre en la Alianza Francesa de Managua, a las 5:00 p.m., y el costo de la entrada es de 100 córdobas. La dirección de la alianza es: Planes de Altamira, de la Embajada de México, media cuadra al norte, Managua.