• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Su filosofía de vida es “aprovechar los medios y el internet para en realidad acercarnos y platicar con los demás jóvenes acerca de lo que está sucediendo en nuestra realidad y qué podemos hacer para mejorarla”. Roberto utiliza su plataforma Managua Furiosa para motivar a los jóvenes a cuestionar las cosas, denunciar y hablar de temas relacionados a nuestros derechos, haciendo hincapié en nuestros deberes como ciudadanos. Te presentamos cómo es el productor de “MF: La serie” tras bambalinas.

¿Cómo iniciaste tu carrera como artista?

Empecé a estudiar teatro a los 14 años, en la escuela de teatro Justo Rufino Garay, y participé con ellos, con la compañía de teatro en diferentes festivales en Sudamérica, contando historias sociales, relacionadas a diferentes temas o problemáticas. Después, terminé mi carrera de comunicación social, y me fui a vivir a Costa Rica, ahí estudié actuación y planificación estratégica de marketing, como especialidad de la comunicación.

¿En qué proyectos has participado?

Estando en Costa Rica, fui director de comunicación corporativa en una agencia de publicidad y estaba cansado. Renuncié y empecé a gestionar un proyecto propio, un centro cultural con unos amigos. Paralelo a eso, me llamó la directora Florence Jaugey, para protagonizar “La pantalla desnuda” (2014). Entonces, estudié en Costa Rica también gestión de proyectos culturales y así fue cómo, a partir de mi regreso, hice Managua Furiosa.

Contanos un poco acerca de la plataforma Managua Furiosa

Es una plataforma web, donde creamos contenido para jóvenes y adolescentes para que se involucren en actividades artísticas, para que encuentren en el arte una manera de expresarse y una manera de vivir también, desde hace dos años empecé con Managua Furiosa, y el proyecto ha ido creciendo orgánicamente, el equipo se ha ido haciendo más grande, hay muchas más alianzas, tenemos más colaboradores que escriben en diferentes columnas, sobre música, sexualidad, derechos humanos, medioambiente, bicicletas. Managua Furiosa surgió por la falta de espacios culturales, artísticos, para crear cosas juntos, compartir, platicar, conocer a otras personas. Crear espacios de diálogos offline en espacios físicos de encuentro.

¿Cómo surgió la idea de hacer una serie?

Yo tenía muchas ganas de hacer una serie. Tengo muchísimas ganas de llevar a la pantalla, o llevar al mismo celular historias que nos pasan, que conocemos a las personas que nos pasan alrededor, pero que nos da pena compartirlas con los demás por el “qué dirán” y los tabúes. Entonces, hace un rato pensaba en cómo crear algo que llamara la atención de los jóvenes y que fuese accesible, una de las ventajas que tiene el internet es que es superaccesible a cualquiera, ahora estamos conectándonos por internet.

¿Qué expectativa tenés del impacto de esta serie en los nicaragüenses?

Que nos vamos a dar cuenta con la serie que hay un montón de gente que quiere cambiar su realidad, que quiere mejorar las cosas, que quiere apoyar lo nicaragüense, que quiere verse a uno mismo en la pantalla porque yo creo que el éxito del promocional que compartimos, la gente lo miraba justamente porque está muy bien hecho porque los actores son nicas, porque esta filmado en las calles de Managua y eso es muy atractivo para nosotros. Entonces la serie un poco lo que busca es visibilizarnos, nuestras calles, la manera de violencia en la que vivimos diario, y así es como nació este proyecto.

¿Qué momento crees que marcó tu trayectoria de manera positiva?

En Brasil estuve en un encuentro llamado “Emergencias”, acerca de política cultura y activismo, ahí conocí personas que están utilizando el internet para crear contenido, atractivo, innovador, original y que le llame la atención a los chavalos. Conocí artistas que también se sienten involucrados en cambiar la situación de sus países y que crean proyectos inclusivos e interactivos que nacen desde el internet, eso me hizo recordar que las posibilidades son infinitas. Somos creadores, y se nos olvida que podemos cambiar la sociedad.

¿Cómo crees que sería tu vida si no fueras actor?

Sería programador, o desarrollador web. Me encanta el código, o estudiaría robótica, el código es el futuro. Para allá vamos, y es algo que me encanta, la programación y hubiera estudiado en la UNI. O tal vez sería arquitecto.

¿Qué hacés en tu tiempo libre?

En el poco tiempo libre, conectar con la naturaleza, conocer Nicaragua, me gusta acampar, hacer yoga, actividades al aire libre, un poco extremas escalar, rappel, nadar. Trato de llevar una vida saludable, comer bien. Darle un poco de buena onda al “cuerpito”

¿Qué proyectos tenés actualmente?

Actualmente estoy esperando, porque tengo pendiente trabajar en un proyecto cinematográfico centroamericano y además estoy creando un nuevo proyecto, no estoy muy seguro si va a ser una película o si va a ser una segunda temporada de otra serie, porque este producto de la serie está pensado para jóvenes que están entrando a la universidad, o que están en los primeros años.