•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Masaya, ciudad rica en folclor y tradiciones, también es la cuna donde durante una década un cafetín literario ha marcado espacio en el campo cultural. Según su propietaria, María Isabel Tiffer Alduvín,  la idea de fundar el Cafetín Literario Kolschitzky nació tras la realización de un estudio de mercado que le sirvió para identificar la actividad cultural y darse cuenta de que “hacían  falta muchas cosas para que la ciudad tuviera más auge y no fuera un pueblecito dormido”. 

Su idea era crear un espacio en el que no solo la literatura tuviera cabida, sino que también se convirtiera en la meca de músicos, actores teatrales, libre pensadores y más. 

Al preguntarle sobre si estaba consciente de que la cultura tiene poco apoyo en el país cuando concibió la idea respondió: “soy una amante de mi libertad tanto económica como intelectual y sobre todo no soy mercantilista, me gusta la cultura y por eso decidí seguir adelante con el proyecto”.

En cuanto al concepto que define a su cafetín literario señala que es “libertad total, promover el arte, tanto nacional como extranjero”.

Invitados

La señora Tiffer Alduvín señala que en Kolschitzky  ofrece a sus visitantes “arte de alta calidad y ellos lo saben, a mi cafetín se viene a escuchar, como en un teatro, hay un enorme respeto al exponente, tanto en las letras como en la música y demás artes”.

“Por Kolschitzky han pasado los mejores escritores y artistas de Nicaragua. Todos los grandes han pasado por aquí, ya los he mencionado en otras entrevistas, pero lo que más me enorgullece es que he tenido extranjeros de enorme valor, como Jerome Rothenberg, originario de Nueva York, de la generación de los 60. La también reconocidísima Margaret Randall, escritora y poeta, con muchos premios, quien tiene a Nicaragua muy cerca de su corazón. También tuve un antropólogo Catalán que llenó el cafetín, en las ciencias tuve a mi prima la doctora en genética Carolina Alduvín,  disertando sobre la genética y la manipulación en la agricultura”, señaló.

También recordó que la asambleísta suiza, doctora Andrea Bollinger, y el doctor Alejandro Serrano hicieron un ciclo filosófico sobre Nietzsche, sin olvidar que la cineasta Tania Romero, con su película de cortometraje “Hasta con las uñas”, que ganó primer premio en Houston,Texas, también visitó su “templo cultural”.

“Otro gran personaje que vino a mi cafetín es la embajadora de Ecuador, doña Aminta Buenaño, quien leyó parte de sus cuentos cortos antes de ser publicados. Entre los músicos en contrabajistas John Spiro y el percusionista Camilo Cuéllar muy conocido en Nicaragua”, apuntó.

Menú

Además de un buen libro, un concierto de altura o una obra de teatro de calidad, en el Cafetín Literario Kolschitzky los visitantes también tienen la oportunidad de degustar un amplio menú mediterráneo, con comida a la carta. Asimismo, ponen a disposición una amplia oferta de vinos de las mejores cosechas.

Tras diez años de haber emprendido esta aventura, la señora Tiffer Alduvín señala que su gran reto es “siempre traer algo de calidad e interés para el público y no caer en la rutina”. El cafetín literario está ubicado en Masaya, de La Curacao,  50 metros al oeste.