•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este viernes y sábado el Teatro Justo Rufino Garay trae nuevamente la obra “Choques Amorosos”, una obra para pasarla bien, reflexionar sobre la vida como metáfora de un baile donde todos estamos invitados a ser parte de un ciclo que se repite con sus encuentros, desencuentros, choques reales y choques amorosos. 

Bajo la dirección de Lucero Millán, el Teatro Justo Rufino Garay estrenará esta noche una nueva puesta en escena: “Choques... amorosos”, de Ángel Norzagaray. En la obra participarán los actores nicaragüenses René Medina Chávez, Priscila Rosales, Leyda Fonseca y Fredy Avendaño.

La obra tiene como punto de partida un choque en un motel al carro del joven Carlos, pareja de Judith. Este inicia una carrera vertiginosa para cobrarle los daños al cincuentón y banquero José Luis, amante a su vez de Judith.

Paralelamente, Aurora, mujer de José Luis, recibe los comentarios y chismes de sus amigas “las pelonas” de que su marido le está siendo infiel con la joven Judith. Contrariamente a lo que todos podrían pensar, Aurora agradece a Judith que le “entretenga a su marido”. José Luis, luego descubre que no era precisamente él quien ese día estaba en el motel, relataron sus protagonistas.

Ángel Norzagaray nos mete con su obra más reciente en una historia dramatizada a puro diálogo galopante, sin más escenografía que nuestra propia imaginación; un relato a saltos acrobáticos sin perder estilo ni humor.

Aquí el choque es un acontecimiento que se desdobla en comedia de enredos y examen a profundidad de nuestras fidelidades e infidelidades, en una obra que es carrera desbocada alrededor  de “andar de pito flojo” en un motel que reproduce, entre lo público y lo privado, entre lo aceptado y lo prohibido, esa comezón del sexo desaforado que no atiende razones ni razonamientos y que crea, en la poderosa urdimbre de su trama, un nudo de conflictos entre personajes que son la jocosa representación de nuestra hipocresía social, dándole vuelo a la hilacha.

Cada personaje sabe su cuento y defiende no un territorio familiar o matrimonial, sino ese espacio de libertad donde la gente “puede hacerse la tonta y que el mundo ruede”, sin mortificaciones excesivas, sin melodramas telenoveleros.

Tome nota

La obra se presentará mañana y el sábado 7 a  las 7:30 p.m. la entrada cuesta 200 córdobas.

Reparto actoral de la obra “Choques Amorosos”