•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cantautor nicaragüense Juan Solórzano dio a conocer el tema “Deseos de abril” en el cual manifiesta su mensaje de esperanza dedicado al país.

“Yo sé bien que no queda más remedio que luchar por los tuyos y los nuestros, no perdamos la esperanza ni los sueños, no perdamos la esperanza ni los sueños”, dice la melodía.

Solórzano expresó que “como en los viejos tiempos” se presentará acompañado únicamente con su guitarra a partir de las 8:00 p.m. en el restaurante El Güegüense, ubicado en Los Robles. 

 ​​kri blandón se lanza como cantante

También anunció una serie de conciertos programados para este mes, con una última presentación para el 30 de mayo en  Posh Disco and Lounge, de Masaya, según las fechas compartidas por el artista en su cuenta oficial de Facebook.

La puesta en escena a realizarse mañana será gratuita, por lo que ya no hay excusas para disfrutar de la buena música nacional.

Carrera

Solórzano inició a dar sus primeros pasos en la música desde muy joven. Tuvo como maestro a Carlos Mejía Godoy, quien según el artistas le enseñó “a escribir, indagar, leer, a nutrirme”.

 ​​Youngin Floe, un nica enamorado del trap

Los cantantes que admira, además de algunos centroamericanos, son Juanes, Carlos Vives y Shakira.

Tras su larga trayectoria musical cuenta con más de 150 canciones y  ha compartido escenario con muchos artistas reconocidos llevando a través de sus composiciones el sones nicaragüenses y latinos.

Deseos de abril

Aunque la noche sea larga 
Y no salgan las estrellas.
Aunque el dolor sea inmenso 
Y cintas que nunca acaban.

Aunque las velas se apaguen
Y tus valores ofendan.
Siempre habrá en la vida
una esperanza…
Aunque los tuyos partieron 
y sientas que no hay consuelo, 
aunque el silencio se rompa 
en medio de una jornada.

Aunque sintás que es eterno
luchar por cumplir tus sueños,
no hay que dejar de rezar
aun en medio de guerras…

Yo sé bien que no queda más remedio
que luchar por los tuyos y los nuestros,
no perdamos la esperanza ni los sueños,
no perdamos la esperanza ni los sueños.