•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Este sábado 9 de febrero se abre el telón de  la temporada anual de sábados infantiles de artes escénicas y estimulación a la lectura, con la obra La Trupetú a cargo del grupo Quiebraplata y Oscurana Teatro.  Esta es una iniciativa del Centro Cultural de España en Nicaragua (CCEN) en alianza con la Asociación Internacional de Teatros para Infancia y Juventud (NICASSITEJ).

La actividad iniciará a las 3:00 p.m. con “Leer es volar el imaginario”, espacio de cuenta cuentos, animación y estimulación a la lectura a cargo de Chivirico y Bumbulúm. La entrada a esta actividad es gratuita.

La obra narra el desencuentro de dos personajes que llegan cada uno a su tiempo a realizar un espectáculo de circo-teatro. Esta presentación está compuesta de elementos propios del circo-teatro como el malabarismo, la magia cómica y la actuación, a la vez que está lleno de destrezas y desaciertos propios del clown, malabarismo con pelotas y fuegos, clavas, escapismo con cuerda y levitación clownesca. En el evento participan Mónica Ocampo y Viktorio Godoy, creadores de este espectáculo.

Esta es una iniciativa del Centro Cultural de España en Nicaragua.Cortesía/END

Sobre el grupo

Quiebraplata y Oscurana Teatro es un grupo fundado en 2009 para desarrollar un espacio colectivo de indagación y realización artística. Su convicción es que el arte social y popular puede y debe constituirse también en una experiencia estética y poética.

Además su propuesta transita por una diversidad de lenguajes escénicos que van desde la creación a partir de objetos y espacios no convencionales, pasando por el circo- teatro, el clown y la adaptación y creación de textos con propuestas visuales que exploran lo fantástico.

Asimismo, el proyecto sábados infantiles de artes escénicas y estimulación a la lectura desde el 2013 se ha convertido en una plataforma importante dentro del circuito escénico local, pues ha permitido visibilizar el trabajo de artistas de las artes escénicas que dirigen su trabajo a jóvenes audiencias. Además, ha posibilitado que diversos públicos de múltiples sectores compartan este espacio cultural que muestra contenidos pedagógicos, lúdicos y recreativos que posibilitan el desarrollo humano integral.