El fin de las aplicaciones de citas

Las aplicaciones de citas han sido una herramienta popular para encontrar pareja en los últimos años, especialmente entre los jóvenes.

Un nuevo estudio realizado este año, revela que la Generación Z, es decir, los nacidos entre 1997 y 2012, está perdiendo el interés y la confianza en estas plataformas.

El estudio encuestó a más de 1.000 estudiantes universitarios de Estados Unidos sobre sus hábitos y actitudes hacia las aplicaciones de citas. Los resultados muestran que solo el 27% de ellos usa estas aplicaciones con frecuencia, mientras que el 56% las usa ocasionalmente o nunca.

Además, el 71% de los encuestados dijo que preferiría conocer a alguien en persona que, a través de una aplicación. Por otra parte, el 63% afirmó que las aplicaciones de citas no son una forma efectiva real de encontrar una relación seria.

¿Qué explica este desencanto? Según el informe, los estudiantes universitarios se sienten frustrados con la superficialidad, la falta de autenticidad y la presión demandante que generan las aplicaciones de citas.

Estas plataformas se basan en algoritmos que reducen el amor a un simple procedimiento, y prometen un amor que “funciona” como un negocio eficiente. Así como la IA nunca podrá replicar ciertas características de los humanos, no es tan sencillo tener una relación duradera con alguien que conoces con estas aplicaciones.

La búsqueda de conexiones más profundas

La Generación Z no es la única que está descontenta con las aplicaciones de citas. Según un estudio de Pew Research Center de 2020, el 45% de los adultos estadounidenses que usan estas plataformas dice que su experiencia ha sido más negativa que positiva, y solo el 12% dice haber encontrado una relación a largo plazo gracias a ellas.

Estos datos sugieren que hay una demanda creciente de formas más naturales y orgánicas de conocer a potenciales parejas, que permitan establecer conexiones más profundas y genuinas.

Algunas alternativas son los eventos presenciales, los cursos presenciales, los grupos de interés o las recomendaciones de amigos de confianza.

Las aplicaciones de citas no van a desaparecer, pero tendrán que adaptarse a las necesidades y preferencias de sus usuarios si quieren seguir siendo relevantes a mediano plazo. La Generación Z ha dado un paso al frente para expresar su insatisfacción con el modelo actual, y quizás sea el momento de escucharla detenidamente y tomar en serio esta señal.

Usted está aqui: Inicio > El fin de las aplicaciones de citas