FraudGPT: el hermano maligno de ChatGPT que habita en la Deep Web

Este software malicioso en muy poco tiempo ya ha hecho desmanes desde la Deep web.

La Deep Web es el rincón más oscuro y misterioso de internet, alberga diversas actividades ilícitas que aprovechan las capacidades de la inteligencia artificial (IA) generativa para perpetrar engaños y estafas.

En este sombrío y nefasto escenario surge FraudGPT. Una de las herramientas más peligrosas, utilizando la IA con fines maliciosos y delictivos, imitando las capacidades de sistemas como ChatGPT y la inteligencia de Google, Bard.

El poder de engaño de FraudGPT

FraudGPT destaca por una gran habilidad para generar textos falsos muy convincentes, capaces de suplantar identidades bancarias, corporativas o personales.

Además, también puede crear sitios web fraudulentos, códigos maliciosos, virus, malwares e incluso desplegar deepfakes y generar campañas de desinformación. Perturbando la realidad y manipulando la opinión pública.

Acceso restringido y costoso

A pesar de su peligrosidad, FraudGPT no está al alcance de cualquiera. Los cibercriminales y hackers que deseen utilizar esta herramienta deben pagar una suscripción mensual de 200 dólares o una privada de 1700 dólares anuales.

Además, se requieren habilidades técnicas de programación para configurar el modelo y adaptarlo a sus objetivos específicos.

Desafíos para la seguridad informática y la ética de la IA

La aparición de este FraudGPT plantea un desafío significativo para la seguridad informática y la ética en el uso de la inteligencia artificial.

Los expertos de OpenAI advierten sobre la facilitación del desarrollo de malware incluso más sofisticado y difícil de detectar.

En este contexto, se vuelve crucial y relevante encontrar un equilibrio entre el uso responsable de la IA y la implementación de medidas preventivas y regulaciones que protejan a los usuarios y a la sociedad en general de estos softwares tan peligrosos.

Ante esta amenaza, la comunidad de seguridad informática los llamados “guantes blancos” y los desarrolladores de IA deben colaborar para desarrollar contramedidas efectivas.

Inteligencia Artifical

Usted está aqui: Inicio > FraudGPT: el hermano maligno de ChatGPT que habita en la Deep Web