La Inteligencia Artificial llega al sector de la construcción con la primera excavadora autónoma

El instituto tecnológico de Zúrich (Suiza), llamado ETH Zúrich, ha desarrollado un proyecto que podría cambiar la forma en que se construyen los edificios: la primera excavadora autónoma que funciona con IA.

Esta primera excavadora autónoma se llama HEAP. Es el resultado de modificar un modelo de excavadora existente muy usada en la construcción, el Menzi Muck M545.

Le añadieron un sistema de posicionamiento global GNSS, una unidad de medición y unos sensores LIDAR en el brazo excavador y la cabina.

Gracias a estos componentes, la excavadora puede analizar el terreno donde va a trabajar y seleccionar los materiales más adecuados para la construcción. Además, puede planificar la ruta óptima para moverse por el espacio y evitar obstáculos.

Así, la HEAP en su primera prueba construyó un muro de 6 metros de alto y 65 metros de largo con cimientos. Sin necesidad de que ningún humano intervenga en el proceso.

¿Cuáles son las ventajas de la excavadora autónoma HEAP?

La excavadora autónoma HEAP tiene varias ventajas para el sector de la construcción. Por un lado, puede reducir los costes y los tiempos de ejecución de las obras, al no depender de la mano de obra humana.

Por otro lado, puede mejorar la seguridad y la calidad de las construcciones, al evitar errores humanos y accidentes laborales. Además, puede adaptarse a diferentes tipos de terrenos y materiales, lo que le da una gran versatilidad.

La excavadora autónoma HEAP es un invento revolucionario que podría cambiar la forma en que se construyen los edificios. Gracias a la IA, esta máquina inteligente puede analizar el terreno, seleccionar los materiales más adecuados, planificar la ruta óptima y construir un muro sin necesidad de que ningún humano intervenga en el proceso.

Inteligencia Artifical

Usted está aqui: Inicio > Tecnologia > La Inteligencia Artificial llega al sector de la construcción con la primera excavadora autónoma