Sam Altman regresa como CEO de OpenAI

Con esto parece tener un final feliz la trama empresarial de Open AI.

En un giro inesperado de los acontecimientos, Sam Altman, el cofundador y ex presidente de OpenAI, ha sido restituido como jefe de la organización de investigación en inteligencia artificial (IA) tras su polémico despido el pasado viernes.

Altman fue despedido el 24 de noviembre por la junta directiva de OpenAI. Esta alegó «diferencias irreconciliables» con su visión y estrategia para la organización.

La decisión causó una gran conmoción en el mundo de la IA. Y es que, bajo la dirección de Altman, OpenAI logró avances notables en el campo de la generación de lenguaje natural, como GPT-3, el modelo más grande y potente hasta la fecha.

La carta abierta del personal

Tras el despido de Altman, más de 200 empleados e investigadores de OpenAI firmaron una carta abierta en la que expresaban su apoyo al expresidente y su descontento con la junta directiva.

En la carta, los firmantes afirmaban que Altman había sido «un líder inspirador y un mentor excepcional». Así como que su salida suponía «una pérdida irreparable para la organización y para la comunidad de la IA».

Asimismo, los firmantes exigían a la junta directiva que reconsiderara su decisión y que restableciera a Altman como jefe de OpenAI.

Ante la presión del personal y la repercusión mediática del caso, la junta directiva de OpenAI decidió entablar negociaciones con Altman para buscar una solución al conflicto.

Tras varios días de conversaciones, ambas partes llegaron a un acuerdo que supone el regreso de Altman como jefe de OpenAI.

Según el comunicado, el acuerdo incluye el nombramiento de nuevos miembros de la junta. Estos representarán «una mayor diversidad de perspectivas y experiencias» en el ámbito de la IA.

El futuro de OpenAI y Sam Altman

Con este acuerdo, se espera que se restablezca la estabilidad y la confianza en OpenAI. Algo importante, considerando que es una de las organizaciones más importantes y respetadas en el campo de la IA.

OpenAI se rige por unos principios éticos que buscan asegurar que la IA sea beneficiosa para toda la humanidad y no solo para unos pocos. Altman ha manifestado su satisfacción por el acuerdo y ha agradecido el apoyo recibido por parte del personal.

Inteligencia Artifical

Usted está aqui: Inicio > Sam Altman regresa como CEO de OpenAI