•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hasta las 10:00 p.m. de ayer, se habían contabilizado C$15.3 millones de lo recolectado durante todo el día para el Teletón, según la información brindada por los presentadores que estaban a cargo del evento artístico transmitido desde el Centro de Convenciones del Crowne Plaza.

El monto de lo recaudado había venido subiendo paulatinamente durante las primeras horas de la noche. A las 6:30 p.m. se habían contado C$6.3 millones en Managua, informó el tesorero de la Fundación Teletón, Luis Armando Rivas.

Después de que el monto llegó a los C$15.3 millones, las donaciones continuaron desfilando por el lugar desde donde se realizaba la transmisión televisiva, lo que indicaba que poco a poco se iba llegando a la meta de los C$22 millones.

A partir de las 8:00 p.m. de ayer se empezó a contabilizar lo recogido en los departamentos. Sara Iris Espinoza, coordinadora general de Los Pipitos en León, afirmó que la meta de este año en este departamento fue de C$250,000, sin embargo la cifra ya se había superado desde las 7:00 p.m.

Espinoza agregó que con los donativos que anualmente se realizan a través del Teletón, se benefician 200 niños leoneses con discapacidad, quienes reciben atención en distintas especialidades.

Ayer se vivieron 16 horas cargadas de música, humor y grandes emociones en el Centro de Convenciones del Hotel Crowne Plaza, en una jornada en la que los artistas nicaragüenses sumaron esfuerzos a estrellas internacionales, que por su capacidad de amar donaron su talento para hacer realidad la construcción de un nuevo centro de rehabilitación.

Durante el programa, los niños con discapacidades disfrutaron de las diversas presentaciones, así que mientras los artistas hacían su trabajo en el escenario, muchos de ellos bailaban, aplaudían y hasta cantaban, demostrando que una discapacidad no ha podido robarles la alegría.

El evento contó con calidad excepcional, y cada uno de los artistas aprovechó el espacio que le dieron para incentivar a los nicaragüenses a brindar su granito de arena.

Sin lugar a dudas, una de las intervenciones que más disfrutó el público presente en el lugar del evento y el congregado en miles de hogares que siguieron la transmisión por televisión, fue el de Bailando por el Teletón, un segmento en el que seis parejas conformadas por miembros de la farándula nacional compitieron para generar el envío de mensajes de texto, cuyas ganancias serían entregadas a esta noble causa.

Asimismo, muchas personas y empresas sintieron el llamado a sumarse al objetivo de alcanzar una meta de C$22 millones, y llegaron hasta las instalaciones del evento para aportar su donativo, otros volcaron su solidaridad en las miles de alcancías regadas por todo el país, mientras que muchos se dirigieron a los bancos o usaron la vía “on line” para decir presente.

Así que una vez más Nicaragua latió al ritmo de un solo corazón, y aportó para que los niños con discapacidades puedan seguir dando pasos hacia una vida más plena y feliz.

 

(Con la colaboración de Matilde Córdoba y de José Luis González)


La lucha de Allan

Mientras su historia se proyectaba en un vídeo en el Centro de Convenciones del Crowne Plaza, donde se llevaba a cabo el Teletón, las lágrimas inundaban su rostro, y la fortaleza de muchos de los presentes se vio doblegada por la conmoción causada por este joven, que hizo de la voluntad, de la fe, de la fuerza y de dos muletas los pilares sobre los que ha apoyado sus sueños.

El trabajo incondicional de una madre abnegada y el apoyo de un hermano que adoptó como propia su discapacidad, son los elementos que completaron la lucha de Allan de Jesús Palacios Medal, hasta lograr que su realidad fuera similar a la de los chicos de su edad. Así, lo que un día parecía imposible es ahora su mayor logro: caminar.

Hoy, Allan asiste a la universidad y hasta ha jugado fútbol, uno de sus mayores desafíos, pues cuando estaba postrado anhelaba tener los pies y la salud de su hermano para domar porteros y hacer goles.

Sin embargo, su vida cambió al igual que la de muchos niños que encontraron en Los Pipitos un mundo de esperanza y la mano que necesitaban para emprender el camino.

Esta es una de las muchas historias a través de las que Teletón presentó a Nicaragua el fruto del dinero recaudado durante las campañas en las que se invitó a donar un granito de arena para cambiar la realidad de estas personas con discapacidad.