•  |
  •  |

Si quiere rodearse de historia,  Altagracia  es su destino.  Esta  es la zona más extensa de la famosa Isla de Ometepe, ubicada al sur del país, con 211.2  kilómetros cuadrados. Además es  una de las más seguras del territorio.

Según datos del subcomisionado Omar García, jefe de la Policía Nacional en el departamento,  allí no registran  ni homicidios ni asaltos con fuerza. El turista incluso suele  recorrer el casco urbano a las  11 y 12 de la noche,  sin problemas.

Aunque  su fuerte, para el ojo del visitante, también está en su idiosincrasia y lo que está conlleva: historia.   

El museo Ometepe, ubicado en la parte central de la ciudad, es un buen ejemplo. Este es básico, pero es un lugar recomendado para    profundizar en la vida y costumbres de los pobladores de la ciudad, y así entender un poco  a qué se debe su  paz, su sosiego.    

Fue fundando el 29 de octubre de 1994 por iniciativa de la Asociación Promotora del Museo y Cultura de Ometepe, la fundación Entre Volcanes, las alcaldías de Altagracia y Moyogalpa, la cooperación de Dinamarca y el asesoramiento del Instituto Nicaragüense de Cultura. Hoy  día el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur,  lo incluye en su promoción.


¿Qué encuentra?
La guía del museo, Mayra Ortiz,  con 12 años de experiencia en la labor, dice que al mes reciben a  145 turistas.  

“No es mucho en está época (junio-julio),  pero el museo definitivamente es el sitio idóneo para  el visitante que quiere  indagar más  sobre Ometepe: ¿qué fauna y flora tenemos?,  ¿cómo es el lugareño?, ¿cómo fueron nuestros antepasados?”, subraya. En resumen: Allí sale de todas sus  dudas.

El museo concentra tres salas:   la de medio ambiente, la folklórica y la arqueológica, sumándose el corredor de petroglifos.

En estas dos últimas hay piezas que datan 800 años después de Cristo, elaboradas por la tribu Chorotega.  “Son piezas únicas que revelan incluso cómo vivíamos antes, cómo eran los entierros de nuestros antepasados en urnas colectivas e individuales para la clase pudiente: caciques, guerreros y curanderos”, ejemplifica la guía.

En el museo también encuentra artesanía elaborada con semillas de uña de gato y  corteza de coco.


Vaya a la  iglesia
Si prefiere un encuentro  espiritual, puede visitar la vieja iglesia.  Allí solo paga   23 córdobas para darse cuenta cómo eran las costumbres religiosas en Altagracia  siglos atrás.

Esta se haya a  menos de diez  minutos del museo. Podrá verificar acá uno de los ídolos más admirados en América: el ídolo Cacique Cabeza de Águila.  Allí, si paga y puede tomarse fotos.

Ya con esto puede optar a ofertas de aventura como las que ofrece Tesoro del Pirata, cuyo propietario es Douglas Céspedes.  

Este tiene seis manzanas de tierra y ocho cabañas. Ofrece   tour de pesca y  recorridos al volcán Madera, que le llevará aproximadamente ocho horas si tiene buena condición física.

 

¿Cómo llegar?
A la Isla de Ometepe se llega  en ferry el puerto de San Jorge, ubicado en Rivas. El viaje toma un poco más de una hora.

 

Los costos
10 a 15 córdobas    Una taza de café.
12 a 15 córdobas    Jugo y gaseosas.
30 y 45  córdobas    Entrada al museo
50 córdobas    Ferry  de la municipalidad.

Este es el más barato.
60 a 250 córdobas    Comida
330 a 700 córdobas    Tour por la isla.

Fuente: Sondeo de END.

 

 

 

 

 

*Editora de Página