• Isla Ometepe, Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Altagracia, municipio de Ometepe, celebrará a partir de mañana lunes 12 de noviembre, las fiestas patronales en honor a San Diego de Alcalá, con la tradicional procesión del santo, el “Baile del Zompopo” y repartidera de atol, tibio y platillos típicos.
Mientras, turistas nacionales y extranjeros disfrutan y se divierten en las playas de Santo Domingo, coronadas por el paradisíaco lago Cocibolca.

Para conocer los secretos y bellezas naturales de Ometepe, hay que llegar a Altagracia (uno de los dos municipios de la isla) y estar dispuesto a la aventura, porque ofrece de todo, incluso para el visitante más exigente: escalar volcanes, kayak en el lago, camping, senderismo, expedición en bicicleta, a caballo, pesca deportiva, observar aves, monos y bellos paisajes en un ambiente natural de exuberante selva tropical.

Altagracia es una pequeña ciudad ubicada al noreste del más alto de los dos volcanes que forman la Isla de Ometepe: el Concepción (1,610 metros), y el Maderas (1,394 metros). Con sus 276 kilómetros cuadrados, Ometepe es la isla volcánica más grande de América, asentada en un lago de agua dulce, el Cocibolca (8,264 km2), que alberga en sus aguas especies propias de los mares como peces sierra y tiburones, ahora casi extinguidos.

Altagracia: paraíso de playas y petroglifosLa ciudad se caracteriza por su diseño tradicional español, con su iglesia católica estilo colonial frente a un arborizado parque central con bancas de cemento, adornadas sus cuatro esquinas con columnas terminadas en figuras antropomorfas y un kiosco en el centro. En una esquina, la casa cural, en la otra, la Alcaldía y alrededor casas de las familias que fundaron la ciudad.

Altagracia es una ciudad apacible, su población se dedica a la producción de plátanos, tabaco, hortalizas, frutas, aguacates, granos básicos y pesca artesanal, pero en los últimos años la belleza natural de la isla atrajo a turistas de todo el mundo, lo que motivó a muchas familias locales a abrir pequeños albergues, comedores, hoteles y restaurantes, para atender la creciente demanda de servicios turísticos.

Por eso no es extraño encontrarse por los caminos a pequeños grupos de “cheles” (extranjeros), sudando la gota gorda, ya sea en bicicleta o a pie, otros descansando plácidamente en playeras de los hoteles o en amenas pláticas mientras consumen alimentos en algún comedor popular.

Variada oferta turística

En Altagracia existen muchas alternativas de diversión, pues aquí el día puede empezar visitando la iglesia parroquial, donde se encuentran petroglifos originales labrados en piedra basáltica, en permanente exhibición. Estos fueron elaborados por tribus que habitaron la isla hace mas de 3 mil años. Son piezas de gran tamaño que representan a los dioses que los indígenas adoraban antes de la llegada de los conquistadores españoles.

En esta iglesia se encuentra la imagen de San Diego de Alcalá, a quien le dedican las fiestas patronales, que inician, precisamente, mañana lunes 12 de noviembre y concluyen el 19 de este mismo mes.

Esta es la fiesta más importante en el municipio, durante la cual se realiza el “Baile del Zompopo”, se reparte atol, tibio y refrescos derivados del maíz, así como también se elaboran platillos de comidas tradicionales de la localidad como el pescado y sardina seca, en baho, el “come y cállate” (guineo molido con cuajada), “peor es nada” (plátano asado con chicharrón), “macho cansado” (guineo molido, con algún aditivo), así como “chicha bruja”, horchata y otras bebidas, según explica el historiador Hamilton Silva.

Otro lugar a visitar es el museo municipal, donde existe una vasta colección de utensilios de caza y del hogar empleados por nuestros antepasados, así como también urnas funerarias, cerámica, petroglifos y muestras de trajes típicos del lugar. Esta abierto todos los días, de 8:00 am a 5:00 pm, la entrada vale C$30.00 para nacionales, C$15.00 niños, y los extranjeros pagan US$2.00

En la ciudad existen lugares donde comer y dormir a precios cómodos; entre estos se encuentra el hotel Kencho. Aquí una habitación con todo incluido (dormida, desayuno, almuerzo, cena, TV, parqueo, Internet Wi Fi y llamadas telefónicas) cuesta US$15.00. Habitaciones con baño privado, US$5.00. Desayuno C$50.00, almuerzo o cena de 80 a 120 córdobas.

En el hotel Castillo, por otra parte, una habitación sencilla con baño cuesta US$15.00, una doble US$20.00; doble con AA, TV cable y Wi Fi US$35.00; Desayuno: 75 córdobas, almuerzo o cena C$99.00, a la carta C$150.

Hotel Central: habitación con baño, abanico y terraza, para dos, US$18.00, cabinas para dos US$24.00, cabinas con AA, para tres personas, US$40.00. Aquí se ofrece servicio de restaurante: desayuno US$4.00, almuerzo US$7.00 y cena a US$6.00

Hospedaje Familiar Ortiz: una habitación sencilla con baño compartido vale US$5.00, mientras con baño privado para dos US$15.00. La especialidad de la casa son las pastas mediterráneas, pollo, salsas y bistec. Aquí, por las noches se organizan amenas cacerías de cangrejos. Se capturan los crustáceos, luego se hace una fogata en la playa y en un perol se prepara la sopa, que es repartida entre todos. Esta actividad es cortesía de los anfitriones, pero aceptan propina voluntaria.

Fuera de la ciudad existen playas con hoteles y restaurantes, senderos a los volcanes, reservas, ríos, fincas ecológicas, albergues y sitios arqueológicos de mucha importancia para los estudiosos de la historia precolombina. Entre estos sitios se encuentran El Tistero, hacienda Magdalena, El Corozal Viejo, Punta Gorda, Mérida y San Ramón, entre otros.

Playas de Santo Domingo

El municipio cuenta con muchas playas para bañarse y disfrutar con la familia. A 1½ kilometro de la ciudad se encuentran las costas de Tagüizapa y Paso Real, muy visitadas por su atractivo paisaje frente a la Piedra Grande.

Un lugar muy concurrido es el Ojo de Agua, una reserva privada de 12 manzanas, donde nace el río Buen Suceso. Las aguas de este manantial provienen de una falla del volcán Concepción y forman una piscina natural de 66 metros de largo por 23 metros de ancho. Es un ambiente fresco, protegido por frondosos árboles de mango, ceibos y otros de gran altura, donde llegan a comer frutas los monos carablanca, congo, urracas, loros, pijules, chocoyos y otras especies nativas. Estas aguas se asegura que poseen propiedades curativas que revitalizan el cuerpo, ya que contienen sodio, azufre, potasio, magnesio y fósforo, según explica Jairo Cabrera, administrador del local.

En este lugar se encuentra Pablo Alvarado, artesano de Mérida, que elabora réplicas de los petroglifos encontrados en la isla. Los hace de piedra volcánica y los vende a precios que oscilan entre 3 y 10 dólares. Aquí la entrada varía: extranjeros US$3.00, nacionales US$2.00, isleños C$40.00

Zona de hoteles

En las playas de Santo Domingo se encuentra la mayor concentración de hoteles de la isla.

El hotel finca Santo Domingo tiene habitaciones con AA y baño privado para dos personas, a US$35.00, para tres a US$40.00, desayuno de 2.80 a 3.50 dólares, almuerzo y cena entre 4 y 10 dólares. También ofrece tours a la laguna del volcán Maderas, con guías, para visitar los petroglifos de El Porvenir.

A pocos metros se encuentra el hotel Villa Paraíso, donde las cabañas para dos o tres personas, con vista al lago, AA, agua caliente, baño, terraza, mini bar, TV satelital e internet tienen un costo de US$77.00. Cabaña doble con TV y AA US$50.00, familiar para 3 o 4 personas US$77.00, doble con abanico y baño US$29.00. Este hotel organiza tours al volcán Maderas, la Cascada San Ramón, el Ojo de Agua, finca El Porvenir y escalar el volcán Concepción. Además, ofrece servicio de restaurante, con especialidad en pescado asado y camarón al ajillo, por US$15.00

El hotel Villa Aller tiene habitaciones triples con AA, TV cable, agua caliente, Wi Fi a US$62.00

En la misma calle se encuentra el hotel Costa Azul. Aquí una triple con AA vale US$55, una matrimonial con AA, US$35.00. Sencilla, con ventilador, US$25.00 y su restaurante ofrece desayunos a US$5, almuerzos y cenas entre 6 a 7 dólares.

Más adelante, en el hostal El Bosque, una habitación doble con baño cuesta US$15.00, dormitorio con baño compartido US$6.00 cada uno; desayuno C$40.00, almuerzo C$80.00, cena C$50.00, servicio de Wi Fi, guías, transporte a toda la isla. Otros albergues se encuentran en Balgüe, como hacienda Magdalena, desde donde se realizan expediciones a la laguna volcánica que existe en el cráter del Maderas.

Al suroeste del mismo Maderas existen otros albergues y hoteles, entre ellos hacienda Mérida y San Ramón, donde se encuentra la estación biológica y una cascada de 56 metros de altura que baja del coloso apagado.

Primeros pobladores

Según referencias históricas, las primeras tribus que poblaron Ometepe llegaron hace más de diez mil años provenientes del norte del continente americano. Relatos de la era precolombina cuentan de tribus que bajaron a Centroamérica en búsqueda de un paraíso vislumbrado por sus sacerdotes: una tierra fértil formada por dos volcanes en medio de un lago.

Desde entonces, la isla se convirtió en hogar y santuario de diversas tribus que dejaron como herencia costumbres ancestrales que aún se conservan en el habla, leyendas y gastronomía, pero sobre todo en su arte rupestre, representado en la extensa cantidad de petroglifos y piezas de estatuaria y cerámica encontradas alrededor de toda la isla.

Ometepe está dividida en dos municipios, Moyogalpa al noreste del Concepción, y Altagracia al noroeste del mismo volcán. Cada año se estima que la visitan un promedio de 41 mil a 45 mil personas. La Isla de Ometepe fue declarada Reserva de Biosfera de la Tierra, por la Unesco, en junio de 2010 y estuvo nominada a ser declarada una de las “Siete Nuevas Maravillas Naturales de la Tierra”.

Cómo llegar:

Del mercado Roberto Huembes de Managua se toma un bus a San Jorge, de donde salen los barcos y ferrys a Moyogalpa, en la Isla de Ometepe. Allí se aborda un bus que lo lleva a Altagracia. El boleto del barco cuesta 50 córdobas

Otra opción es tomar un barco hacia San Carlos, en el muelle de Granada, los lunes y jueves a las 2:00 pm. Cuatro horas después, a las 6:00 pm, llega al muelle de Altagracia.