•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

León, a 90 kilómetros al occidente de Managua, es la ciudad con más iglesias coloniales en Nicaragua. Son tantas, que de cualquier calle se puede ver sus cúpulas y campanarios.

En total, son 18 iglesias construidas durante la época colonial. Los conquistadores españoles construyeron la primera en el mismo año que fundaron la ciudad (hoy León Viejo): en 1524, a orilla del lago Xolotlán, frente al volcán Momotombo. Aunque con la erupción volcánica de este último en 1610, obligó su traslado al sitio actual.

Conocer todas iglesias leonesas es tarea de todo un día, porque estas están dispersas por toda la ciudad. Aunque puede ser cansado, lo mejor es hacerlo a pie y disfrutar así del ambiente cotidiano del pueblo leonés.

Patrimonio

La primera iglesia a visitar es la Catedral, la más grande de Nicaragua y de toda Centroamérica, cuyo nombre oficial es Insigne y Real Basílica Catedral de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, declarada en 2011 “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco.

Entrar a esta majestuosa catedral es un poco intimidante. Sus altas columnas y techo llenos de cúpulas nos hacen sentir más pequeño de estatura de lo que somos. La solemnidad del silencio nos obliga a caminar casi en puntillas, para no importunar a nadie adentro.

Esta iglesia, de estilo neoclásico, fue construida entre 1747 y principios del siglo XIX. En su interior, finamente decorado, se destacan objetos de arte sacro de tiempos pretéritos, como la imagen más antigua de Nicaragua: el Cristo de Pedrarias, que fue traído en 1610, durante el traslado de la antigua ciudad de León. Aquí tambien se encuentra sepultado el máximo poeta nicaragüense y padre del Modernismo literario Rubén Darío.

Neoclásica

A dos cuadras de Catedral se encuentra la iglesia de La Merced, neoclásica, que en su interior guarda la antiquísima imagen de la patrona de la ciudad: Virgen de La Merced. Caminando otras dos cuadras al este llega a La Recolección, la más representativa del Barroco español, construida en 1762 y distinguible por su color amarillo clásico colonial.

Caminando una cuadra abajo y cuatro al este se llega a las escalinatas de la iglesia El Calvario, que tiene decorado en su frontispicio toda la pasión de Cristo y en sus tres puertas de entrada, a Cristo en la cruz junto a los dos ladrones.

Antiguas

Regresando por el Parque Central y siguiendo 3 cuadras al oeste se llega al templo de San Francisco, construido en 1639. Allí se encuentran dos de los retablos más antiguos de Nicaragua e imágenes muy veneradas, como la del santo negro, San Benito de Palermo, enclaustrado dentro de un retablo de estilo renacentista, según explica doña Teresa, devota de este santo.

Si ya empieza el hambre, se puede hacer un alto y comer en los restaurantes del centro de la ciudad, sino, sigamos caminando más hacia el oeste, para llegar al templo de San Pedro, que tiene una estructura sencilla. Después podemos seguir caminando hasta llegar al barrio El Laborío, donde se encuentra el templo del mismo nombre y que fue dedicado a San Nicolás de Tolentino, frente a un parquecito.

A solo unas 4 cuadras más, se llega al templo de Sutiaba, conocido como la “Catedral de Madera”, porque todo su techo es de madera. Esta iglesia, construida entre 1698 y 1710, es la segunda más grande de León, después de la Basílica Catedral. En su techo interior se puede observar muchos detalles de los estilos barroco y romántico. En esta iglesia predicó el sacerdote defensor de los indígenas Fray Bartolomé de las casas.

Tradición

Otra iglesia que no se puede dejar de visitar en León es San Felipe Apóstol, fundada en 1618 y reconstruida en el siglo XVIII por monseñor Giordano Carranza, el mismo que dio inicio a la tradicional Gritería, lanzando el grito: “Quién causa tanta alegría”.

Monseñor Silvio Antonio Selva, párroco de San Felipe y vicario general de la Diócesis de León, dijo que San Felipe es la tercera iglesia más grande de la diócesis, que fue construida en una manzana de extensión, estilo colonial con cúpulas, igual que la Catedral. También mencionó que sus altares están restaurados y decorados en color oro.

Tampoco se puede dejar de visitar la iglesia de Zaragoza, en el barrio del mismo nombre, hermosa y fuerte construcción, que más que un templo religioso parece un castillo medieval, coronado por un campanario y una torre a cada lado. Aquí, como en todas las demás iglesias, las reinas del aire son las palomas de castilla, que hacen nidos en sus campanarios y resquicios del techo.

La lista continúa, pues además de estas 18 iglesias coloniales, solo es asunto de tener tiempo y paciencia para conocer un poco de la historia que guardan los templos, sus reliquias antiguas y las obras de los mejores artistas y artesanos de todas las épocas, que dejaron su huella en cada una de las piezas que adornan estos lugares sagrados para los leoneses y todo el mundo católico.

Cómo llegar

A León se llega tomando un microbús en la parada frente a la UCA o en el Mercado “Israel Lewites”. Son 90 kilómetros desde Managua.