•   Estelí / Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De las manos diestras y morenas, surcadas por las arrugas de la vejez, van tomando forma y saliendo del barro húmedo las piezas de cerámica que luego completan las vajillas de las alacenas, adornarán los comedores y estantes de las cocinas de fogón, las vitrinas de los negocios y las estancias llenas de nostalgia de las casonas de los pueblos norteños.

Ese sentimiento se percibe cuando se entra al taller de artesanía de Ducuale Grande, una comunidad rural con menos de 700 personas que habitan a unos de 5 kilómetros al norte de Condega, en el departamento de Estelí.

Aquí, aún persisten 8 de las 12 mujeres que hace 27 años hicieron de la alfarería una actividad productiva, rescataron las tradiciones artesanales de sus antepasados y sacaron a esta comunidad del anonimato, hasta convertirla en un sitio de interés turístico de la región segoviana. Simeona Guevara, fundadora del colectivo, a sus 75 años de edad trabaja con la disciplina y paciencia que esta labor requiere; sin embargo, lamenta que las nuevas generaciones no se interesen por conservar la herencia cultural que ellas desean trasmitir.

“Los jóvenes lo que quieren es dinero constantemente y prefieren ir a trabajar a las tabacaleras porque allí pagan cada 15 días. Ellos lo que quieren es algo seguro, en cambio esto (la artesanía) es un poco más tardado”, asegura Guevara.

 

 

 

Por su parte, Tomasa García, mientras pule con una piedra fina de mar una pieza de barro, dice: “Este es el proceso más tardado (el pulido), porque requiere de más paciencia, pero gracias a Dios he criado a mis hijos a punta de barrito”.

Los productos de este colectivo están en las mejores tiendas de artesanías de Managua, Masaya, Matagalpa y Granada. Asimismo, muchos comerciantes los han llevado a Estados Unidos y Europa.

A pesar de la excelente calidad de la artesanía de Ducuale Grande, las artesanas a veces piensan abandonar esta actividad debido a la poca llegada de turistas y compradores a su comunidad; no obstante, tienen la esperanza de que esta situación pronto mejore.

Para todos los gustos

La variedad de productos elaborados por este colectivo de mujeres es amplia, tienen desde una vajilla para que coma toda una familia hasta piezas decorativas para adornar la casa o la oficina.

Los precios de las piezas van de acuerdo a su diseño y tamaño. Por ejemplo, un pichel de pico oscila entre C$100 y 120; los vasos cuesta entre C$35 y C$40; vasos cerveceros C$40-45, platos C$35-50, tazas soperas C$120-250, taza con platito C$40, azucareras C$40-60, tortugas para adorno C$50-70, bandejas C$100-200, portalápices C$50-70, braceros C$250-350, ocarinas C$25, floreros C$120-500, collares para damas C$30-50, chapas C$35, entre otros.

Otros atractivos

A solo 5 kilómetros de distancia se encuentra Condega, ciudad donde se cultivan uvas y se fabrica vino de esta fruta. Aquí existen varios talleres de calzado en donde elaboran las famosas botas Sandino. Frente al parque se puede visitar el museo arqueológico local.

En la parte alta de una colina de la ciudad, existe un parque y un mirador que está adornado con un avión bimotor, que fue derribado durante la insurrección de 1979.

También se puede visitar, a pocos kilómetros, San Juan de Limay y así recorrer los talleres donde se tallan en marmolina esculturas gigantes de gordas.

Cómo llegar

Ducuale Grande se encuentra a 189.5 kilómetros de Managua. Del Mercado Mayoreo salen los buses que van a Ocotal y Somoto. Luego uno debe bajar en el km 184.5 y esperar una buseta o un taxi.