•   Tokio  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando alguien piensa en Tokio, quizá le venga a la mente el vertiginoso ritmo de vida y de trabajo de sus 13 millones de habitantes, y el incesante tránsito de personas y vehículos, en el abarrotado entramado de calles y edificios de la metrópoli más populosa del país y una de las mayores ciudades del mundo.

Aunque la capital del Japón también puede ser uno de los escenarios más románticos para pasar un Día de San Valentín muy especial.

Descubrir y compartir las tradiciones de los enamorados tokiotas y disfrutar de unas experiencias inolvidables en esa urbe, es toda una propuesta para la celebración del santo de las parejas.Darse un relajante baño termal “onsen” en Tokio puede ser un gran placer para los enamorados.

“El día de los enamorados se celebra en Tokio de una manera “muy dulce” y especial, y su popularidad está creciendo cada vez más, sobre todo entre los más jóvenes”, informa a Efe Taeko Ueda, representante de Turismo de Tokio en España.

Aroma a chocolate

“El 14 de febrero, las mujeres regalan chocolate a aquellos con los que tienen una relación afectiva, ya sea de pareja o familiar, o simplemente como compañeros de trabajo o conocidos, siendo los diferentes tamaños, precios y formas de este dulce, los factores que reflejan el cariño que se le tiene al afortunado”, señala Taeko Ueda.Vista romántica del barrio de Odaiba en Tokio y las barcazas a la luz de la luna.

Según este portavoz,  “el día de los enamorados es un momento particularmente bonito para las parejas, porque además de los regalos de chocolates, podrán disfrutar de algunos de los rincones más representativos de la capital para disfrutar de esta jornada tan especial”.

Respecto de los chocolates, si la mujer dedica tiempo a elaborar un postre de chocolate casero significará que siente un cariño mayor hacia el destinatario del obsequio, que cuando lo ha comprado en una tienda o regala una caja de bombones, según Go Tokyo (GT), el portal oficial de Turismo de Tokio (www.gotokyo.org) .

Por San Valentín se regalan cinco tipos diferentes, denominados de distinta manera, según esta página. 

El chocolate de mayor valor sentimental se denomina Honmeichoco, y se prepara en casa y con mucho cariño para la persona amada.

Otros dulces  importantes son el Tomochoko, chocolate que se regala a los amigos del círculo más próximo, y el Famichoko, especial para los familiares, informa este portal. 

Según GT, con el llamado Sewachoco se agradece a los compañeros de trabajo, jefes o profesores, un detalle que hayan tenido en algún momento; mientras que el Girichoko, es un tipo de chocolate relativamente barato que las japonesas dan el Día de San Valentín a los hombres que conocen, pero con los que no tienen una relación afectiva.Navegar por el foso Chiyoda es un placer de enamorados para una fecha como San Valentín en Tokio.

Dado que el 14 de febrero es solo la mujer quien regala, un mes después, el día 14 de marzo, celebran el White Day o Día Blanco, cuando serán ellas quienes recibirán regalos de los hombres. 

Una característica especial es que, como nos indica el nombre de esta festividad, los regalos suelen ser de color blanco y además tienden a superar el valor económico de lo que ella se gastó en el “dulce” detalle de chocolate.

Además de saborear los mejores postres de chocolate e integrarse en la cultura tokiota, Turismo de Tokio propone una serie de planes para todos los gustos que pueden disfrutar las parejas que visiten la capital nipona en el día de los enamorados.

Beso en el cruce peatonal 

El cruce del barrio de Shibuya, una intersección compuesta por una serie de pasos de peatones con semáforos sincronizados y que aparece en las películas y series de televisión, es uno de los atractivos para el turista, por ser una de las zonas más transitadas del mundo. 

Shibuya, punto de origen de la cultura joven, está considerada, además, como una de las zonas con mayor pluralidad de contrastes en cada una de sus calles o distritos, donde se encuentran restaurantes, centros de juegos, cafeterías con “live music”, “pubs” o grandes almacenes, entre otras atracciones. 

Sentirse como una hormiga en una de las ciudades más reconocidas del mundo, disfrutar de la adrenalina de sortear a personas con unas panorámicas de cine, o parar el tiempo con un beso de película mientras el mundo sigue su curso, son algunos de los recuerdos que los enamorados enmarcarán.

Las parejas también cuentan en Tokio con una amplia gama de “onsen” (baños termales) y “sento” (baños públicos) donde relajarse mientras disfrutan de su mutua compañía, informan a Efe desde este portal. 

Los “onsen” son una fuente termal natural con mineralizaciones diferentes que dejan la piel del bañista con un tacto muy suave (denominado “sube-sube”), además de ayudar a aliviar dolencias como la hipertensión y la mala circulación sanguínea y, según Go Tokyo, pueden ser un plan muy bueno para un día de por sí especial.

Otros de los atractivos para deleitarse con una experiencia nipona sin igual es pasear por las orillas del río Meguro-waga, un canal con cientos de cerezos donde predomina la belleza, y empaparse de la cultura nipona visitando sus bares y restaurantes o disfrutando del mejor “shopping”.

Tokio cuenta con miles de cursos de cocina o artesanía local, una actividad con la que enamorarse un poco más de su acompañante, de acuerdo al portal oficial de turismo de esta capital.

Pero una experiencia obligada y especialmente romántica, si pasamos esta fecha en la capital nipona, es disfrutar de un paseo en bote de remos por el curso acuático del foso Chiyoda, una zona de idílica naturaleza y belleza paisajística, el marco ideal para un beso y un gesto cariñoso.