•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sol, viento y buena vista. Con esos tres factores los visitantes pueden practicar yoga, relajarse y escuchar el estruendo de las olas en playa Maderas.

Es parte de las experiencias que viven los turistas, en su mayoría extranjeros, en el recién aperturado hotel Selina en playa Maderas, la que después de San Juan del Sur es uno de los destinos más acogedores y con gran afluencia en diversas temporadas del año, especialmente ahora que se avecina la Semana Santa.

La idea del local es darle a los turistas una experiencia de alojamiento diferente, esto incluye aventura, comodidad, cultura, educación, música y arte, comentó Martín Serra, gerente general del hotel.

La idea de crear distintos espacios al aire libre es para promover la convivencia entre los visitantes. Que interactúen, que se conozcan y que disfruten de las ofertas naturales.

A los visitantes se les brinda información turística, puede ayudar a organizar excursiones y actividades como surf, paseos a caballo  y, en ciertas épocas del año, observación de tortugas. También se ofrecen clases de yoga diarias y sesiones de masaje.

Las habitaciones y los bungalows presentan un estilo tropical de Nicaragua y cuentan con ventilador en el techo, un patio con vista a la piscina y a los jardines y un baño con ducha de agua a temperatura ambiente.

Cómo llegar

El  local esta ubicado en Rivas, y por suerte hay diversos servicios desde 3 a 6 dólares, el traslado hasta la cercanía o al hotel. Los precios varían de la opción de alojamiento que pida el visitante. Hay cabañas y casa de acampar (tipis y glampings) desde 12 dólares por persona.

La propuesta de hospedaje de Selina es parte de un estilo de vida emergente en Nicaragua. Esta engloba aventura, comodidad, cultura, educación, música y arte. Entre su público meta se encuentran viajeros del mundo, nómadas digitales, empresarios, ecoguerreros, educadores, músicos y exploradores de cualquier origen.