•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A 11 kilómetros de la ciudad de Bluefields, cerca de un pequeño bosque de pinos, robles y otros árboles tropicales, los viajeros que van o vienen de esta ciudad caribeña, cuentan con un rinconcito agradable para disfrutar de un rico desayuno, almuerzo y cena, según la hora que pase por este lugar.

Centro Recreativo La Trocha es el nombre que le puso a su negocio don Miguel Flores, quien es propietario de 1.75 manzanas de terreno ubicadas a la orilla de la nueva carretera Bluefields-Nueva Guinea. Este nombre le vino porque hace varios años no había carretera y el único camino que existía era una trocha que solo en verano permitía el paso de vehículos.El Centro Turístico tiene 9 cabañas junto a la orilla de la laguna.  Orlando Valenzuela/END

El lugar cuenta con un ranchón que tiene bar, cocina, restaurante y 19 cabañitas alrededor de una piscina natural formada por una pequeña laguna con desagüe que nace en la montaña y desemboca en la carretera que une al Pacífico con el Caribe nicaragüense.

En esta laguna se pueden realizar apacibles paseos en cayucos como reñidas competencias de natación, además de juegos acuáticos. También existe la opción de dar un paseo a caballo o a pie, para después instalarse en una de las cabañas para descansar en una de las hamacas o pasar al ranchón a degustar un buen filete de pescado o un servicio de camarón, langosta, sopa de mariscos, carne asada de pollo, pelibuey o cerdo, sin olvidar que ofrecen platillos típicos nicaragüenses.En las cabañas se puede comer o disfrutar del paisaje. Orlando Valenzuela/END

Además, aquí se pueden realizar eventos familiares como bodas, cumpleaños, fiestas y hasta conciertos musicales. Para Semana Santa se espera que esté reconstruida una tarima a la orilla de la laguna donde se harán presentaciones artísticas. El lugar cuenta con una piscina para niños y en el futuro, según la demanda, es posible construir habitaciones para hospedar a los que quieran dormir en un lugar fresco y diferente.

Este centro recreativo nació hace 8 años como una alternativa ante el desempleo que enfrentó Flores, después de regresar de recorrer el mundo trabajando en altamar en cruceros de Royal Caribean Company y otros, en los que laboró durante más de 10 años y conoció los cinco continentes,  realizando labores en la cocina de esos enormes navíos.Amanecer nebuloso cerca de La Trocha. Orlando Valenzuela/END

Esa vasta experiencia Flores la pone al servicio de los viajeros, con la convicción de que el turismo es una fuente de trabajo que ayudará al desarrollo económico de su natal ciudad, Bluefields.