•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Reserva natural Natura, de 434 hectáreas, ubicada en el municipio de Villa El Carmen, en Managua, puede atrapar los gases de efecto invernadero que emiten más de 20,000 carros al año y también producir 3.6 millones de metros cúbicos de agua. 

Gustavo Martínez, coordinador de proyectos de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (Fundenic), organización que administra la reserva que es propiedad de la corporación Montelimar, afirmó que alrededor de 7,500 toneladas de carbono son atrapadas por el bosque.  

“En promedio se sabe que un carro produce tres toneladas métricas de carbono por año; es decir, que las 7,500 toneladas que atrapa la reserva, equivalen a retener los gases de 21,000 o 25,000 vehículos anualmente”, explicó Martínez, quien señaló que este es uno de los principales servicios ambientales que brinda la reserva. 

Espátula rosada en la reserva Natura. Cortesía/END

Por su parte, el científico Jaime Incer, uno de los ideólogos de esta reserva, aseguró que  es uno de los más exitosos ejemplos de restauración natural en el país, ya que en el 2004 cuando se empezó la reforestación, esa zona era un potrero abandonado.

“El bosque es un oasis ecológico único, donde cualquier visitante puede caminar por los senderos y conocer la fauna. Tiene un valor educativo y ecoturístico. Ojalá algo así se pudiera hacer cerca de las principales ciudades para obtener beneficios ambientales. También para que los estudiantes y la juventud vean en verdad lo que es un manejo sostenible del bosque”, aseguró Incer.

Recuperación fantástica

En aproximadamente 18 años, pero principalmente desde el 2008, cuando se plantaron alrededor de 500,000 árboles propios del bosque seco,  la recuperación natural de la zona ha sido fantástica. 

Martínez aseguró que además de la captura de carbono, la reserva está produciendo 3.6 millones de metros cúbicos de agua anualmente. 

“Es una alternativa de riego para los cañaverales, para no competir con las fuentes tradicionales, como ríos y pozos, muy escasas en esta zona. La caña, como otros cultivos con fines industriales, requiere volúmenes de agua que llegan a competir con la demanda de algunas comunidades”, explicó el experto. 

Un cocodrilo en la reserva Natura. Cortesía/END

La cantidad de agua que produce la reserva da para regar, al menos, 20 hectáreas de caña al año, precisó Martínez. 

Según el especialista, la reserva mejoró el sistema hidrogeológico, ya que las aguas en escorrentías que vienen desde las sierras de Managua que drenan hacia  el Pacífico, se recogen en dos embalses llamados Lagarto y Garceta.  

Sin embargo, para las comunidades aledañas también se ha mejorado el microclima; es decir, que se generan más precipitaciones debido a que hay cobertura boscosa. 

“Es probable, no lo hemos comprobado científicamente, que los pozos de agua de los alrededores se estén beneficiando. Los volúmenes de lluvia año a año son mayores”, dijo Martínez, quien mencionó que incluso  incursiones de ganado que vienen a aguar en las quebradas se han beneficiado.

En 18 años se han multiplicado 400 especies vegetales, entre  forestales, frutales y herbáceas. Eso indica que mejoró la productividad del ecosistema, afirmó Martínez. 

Potencial ecoturístico

En la reserva se pueden hacer diversas actividades de ecoturismo, afirmó Reyna Ríos, directora de la reserva. Ríos precisó que dentro del bosque se puede recorrer un sendero de ocho kilómetros que va bordeando los embalses. De igual forma, están habilitados para practicar ciclismo. Para realizar estas actividades solo tiene que pagar 50 córdobas.

En cambio, si desea acampar y recorrer la reserva de noche para conocer la fauna nocturna, debe pagar 100 córdobas más, además de los 50 de la entrada. En los lagos es posible navegar en lanchas y también hacer pesca deportiva o controlada. Según Ríos, esta actividad tiene un costo de 400 córdobas para un grupo de seis personas. 

Sobre la pesca, cada persona tiene derecho a llevarse un pez que atrape, el resto debe dejarlo ir, indicó Ríos. Cabe destacar que el valor de la entrada para extranjeros es de 100 córdobas y los niños menores de 10 años no pagan. La reserva Natura está abierta de lunes a domingo, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. 

Al menos US$ 100,000 anuales invierte la corporación Montelimar en la reserva, afirmó Varinia Herrera, jefa de Responsabilidad Social y Empresarial (RSE). Herrera aseguró que por la buena cantidad de agua que está produciendo, realizaron un proyecto de trasvase con el objetivo de retener el agua excedente de invierno para inyectarla en los lagos en verano o la época seca.