•  |
  •  |

Es tradición en Venezuela quemar a “Judas” los domingos de Resurrección. Un muñeco de trapo y ropas viejas al cual se le prende fuego ante cientos de espectadores, en representación de la persona de la comunidad, ciudad o país considerada una amenaza a nivel social.

Lo mismo que algunos fervorosos católicos aseguran harán con el último disco de Lady Gaga, Born This Way.

Lo cierto es que el videoclip del single más polémico del CD, “Judas”, tenía fecha de estreno ayer en todo el mundo, y la expectación es máxima. Las amenazas no han hecho sino recrudecer la ansiedad de los fans de Gaga.

Se espera que ésta aparezca vestida de María Magdalena, bailando junto a Judas o, tal vez, el mismísimo Jesucristo.

Según ha trascendido, Gaga, incluso podría haber atacado la figura de Benedicto XVI durante un pasaje del video.

Más razones para alimentar la hoguera de la Inquisición en la que los detractores de la cantante esperan incinerarla. Frente a la envergadura de éste, su nuevo desafío, y en fecha tan señalada, ¿quién la librará de la quema?

Press.com