•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La boda real de Guillermo y Kate Middleton está omnipresente en internet, con numerosos foros, libros de oro electrónicos y sitios donde impera la familia real.

Una vez cada 10 segundos: ésta es la frecuencia con la que las palabras "Royal Wedding" son mencionadas en la Red. Unos 9.000 comentarios son divulgados cada día en promedio por internet, según un estudio de la empresa británica de márketing en internet Greenlight.

El número de referencias aumentó en un 700% desde el mes de marzo, según el estudio divulgado la pasada semana, en el que se precisa que los comentarios positivos imperan de forma clara, superando en una proporción de seis a uno los mensajes críticos.

Son incontables los foros, sitios específicos y demás blogs en torno al acontecimiento. A título de ejemplo, el "chat" príncipe Guillermo y Kate supera los 110.000 comentarios en el sitio británico "Internet Forum". "Cuando se piensa lo que fue hace 30 años la boda del príncipe Carlos y de Diana, internet va a convertir a esta boda en un acontecimiento realmente popular", explicó Alicia Levy, directora de Greenlight.

En 1981, cuando Carlos le puso el anillo a quien se convertiría en "la princesa del pueblo", internet apenas daba sus primeros balbuceos. Pero la reina Isabel II ya se había convertido, a partir de 1976, en el primer monarca en enviar un e-mail. A menudo presentada como una pionera de internet, la reina de 85 años posee un BlackBerry y un iPod, aseguran los servicios reales.

El palacio de Buckingham ha comprendido desde hace tiempo las ventajas que pueden suponer las nuevas tecnologías para mejorar su imagen real, dañada por los sobresaltos de la era de Diana.

De esta manera, fue en Twitter -junto al tradicional comunicado- donde se anunció en noviembre la boda de Guillermo y Kate. Y, por primera vez, el enlace será transmitido en directo por internet, por medio del "Royal Channel", la página del palacio en el sitio compartido de videos YouTube (www.youtube.com/user/TheRoyalChannel).

Además, el sitio oficial de la boda (www.officialroyalwedding2011.org) promete "actualizaciones regulares y exclusivas, con fotos y videos".

Los aficionados a la red y a la familia real también podrán seguir los acontecimientos en el sitio de microblogs Twitter (palabra clave: #rw2011), y fotos suplementarias serán añadidas en el sitio compartido de fotos Flickr (www.flickr.com/photos/britishmonarchy).

Guillermo y Kate "desean que la boda sea lo más accesible para un máximo de personas", explicó el palacio de Saint James, la oficina del príncipe. Se tratará de "la cobertura más digital e interactiva de una boda real hasta ahora", se enorgullece el palacio.

Un "YouTube Wedding Book", especie de libro de oro en imágenes, permitirá a quien lo desee divulgar su propio video. Decenas de personas lo han hecho ya. "¡Gracias por el día libre!" lanza un grupo de escolares uniformados. "¡Que sean felices!", desea la responsable de una asociación benéfica apadrinada por el príncipe. "Espero que la meteorología inglesa estará con vosotros", añade una joven que promete celebrar el acontecimiento con "muchas bebidas".

La estrategia parece traer sus frutos. Más de ocho millones de páginas han sido consultadas en el sitio oficial de la boda. Y la página Facebook (www.facebook.com/TheBritishMonarchy) ya tiene a más de 350.000 miembros. Por su parte, la cuenta twitter de ClarenceHouse (@ClarenceHouse), nombre de la residencia londinense del príncipe, ya superó los 30.000 adeptos.